La geoingeniería

109. La geoingeniería

La Geoingeniería es la tecnología desarrollada para manipular las condiciones de la tierra. Cada día más usada, es una fuente de problemas para nosotros.

La geoingeniería es el desarrollo de tecnología para la manipulación de las condiciones de la tierra.

Hay varios ingenios que se encargan de esto, pero ta vez el más cercano a nosotros y más evidente, con las fumigaciones aéreas.

Aviones que cruzan el cielo dejando estelas que no se disipan fácilmente, formando líneas, normalmente blancas, con una consistencia que se observa parecida a la de las nubes.

Luego, cuando esa fumigación de dispersa, forma neblinas, o nubes que se disipan por el cielo en formas muy extrañas.

Y luego llueve, o no.

O había unas nubes que amenazaban lluvia y se disipan después de la fumigación.

Los cielos hace 40 años no eran así, como son ahora.

Esas nubes no existían y cuando parecía que iba a llover, llovía.

Y las nubes tenían unos patrones «de conducta» que ahora parecen haber olvidado.

Y todo esto afecta a toda la vida en la tierra.

Siempre los cielos en ocasiones se han visto teñidos de naranja o rosado, cuando las condiciones climáticas lo favorecían.

Los colores que ahora vemos en el cielo son exagerados provocados por los materiales que se fumigan.

Los materiales que se fumigan en los cheimtrails

Chemtrails es la palabra que define esta forma de geoingeniería, la de las fumigaciones aéreas y en un principio, se usaban los aviones para esparcir plaguicidas y evitar que los agricultores perdieran las cosechas de monocultivos, porque son las únicas que son atacadas por las plagas, pero de esto ya hablaremos en otro episodio ¿vale?.

Luego se empezó a utilizar para facilitar lluvias, evitar granizos, o para lo contrario, para que no se oculte el sol y el turismo está contento. 

Desconozco lo que llevan los aviones para conseguir sus objetivos, pero sí que se han analizado los restos que quedan en los suelos después de las evidentes fumigaciones que se han estado haciendo.

Y los análisis han encontrado, productos químicos, polímeros (materiales plásticos), bacterias, virus, hongos, metales pesados, como aluminio, bario, cobre, plomo, etc. todo en forma de nanopartículas.

¡Incluso dicen que se han encontrado nanorobots!

Señalar que las nanopartículas metálicas tienen una mayor capacidad de penetración en los órganos.

Qué están probocando con estas aplicaciones

Aquí es dónde encontramos el sentido a la dispersión de nanopartículas metálicas, sobre la tierra y en los seres vivos.

Además de lo que hacen con los aviones y sus fumigaciones, existen otros tipos de tecnologías que trabajan a un nivel aún mayor.
producen terremotos, tsunamis, maremotos, tornados, huracanes, etc…

Ha habido no pocas guerras climáticas en los últimos tiempos.

Guerras que han quedado escondidas bajo la excusa de las catástrofes naturales.

Además está el efecto que todo esto está produciendo cobre las capas atmosféricas, que están perdiendo densidad y dejando al planeta expuesto a las «inclemencias» del cosmos, a la potencia de los rayos solares, a los rayos cósmicos, a los meteoritos, etc.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo?

Pues muy mal, nuestro cuerpo reacciona mal, realmente.

Mal porque nos da muchos problemas y nos producen enfermedades.

La vida requiere de unas condiciones específicas muy concretas para generarse, mantenerse y propagarse.

Si cambiamos estas condiciones la vida se ve afectada.

Y los metales esparcidos en el ambiente en que vivimos, alteran estas condiciones.

Los respiramos, los comemos, los sostenemos sobre la piel, entran en nuestros ojos…

Alteran las condiciones que generan, mantienen, extienden y preservan nuestra vida.

Así que resultan tóxicos, altamente tóxicos que se almacenan en nuestro cuerpo deteriorando nuestro sistema nervioso, provocando enfermedades neurodegenerativas, que pretenden hacernos creer que son normales en la vejez.

Y  nuestros cuerpos reaccionan, como pueden, como están diseñados para funcionar.

Se inflaman y duelen, tienen fiebre y problemas respiratorios.

Incluso pueden responder creando síntomas idénticos a la COVID19.

El electromagnetismo y la geoingeniería

Te debes estar preguntando cómo se relaciona a geoingeniería con el electromagnetismo ¿verdad?

Pues déjame que te cuente.

Los cuerpos, aunque son, somos, electromagnéticos, atenuamos en gran medida la transmisión de las ondas.

Pero cuando vamos vestidos por dentro y por fuera de la armadura metálica procurada por los aviones, la cosa cambia.

Nos convertimos en súper conductores.

Esto seguramente es bueno para alguien, pero no para el cuerpo que sufre la sobrecarga electromagnética que supone transmitir más carga de la que está preparado para gestionar.

¿Lo entiendes ahora?

El papel de los medios de comunicación

Si la mayoría de la gente cree que la enfermedad la crea «un virus» e plan es perfecto: un agente externo natural no se puede controlar, no se sabe de dónde viene y no se puede señalar a nadie como culpable.

En cambio, si la gente cree que la causa es la radiación de las nuevas armas se unirían y exigirían el cese inmediato, si no se levantan en masa a destruir las instalaciones.

Si alguien espera que los medios oficialistas, corruptos, financiados por intereses oscuros, antiéticos y criminales, le informen, es que no sabe que los propietarios verdaderos de estos medios, también lo son del resto de sectores estratégicos, incluido la creación del dinero.

La teoría del “virus contagioso” les permite hacernos prácticamente cualquier cosa con tota impunidad y con la excusa de “proteger” y evitar “contagios”.

Exponer que hay armas electromagnéticas que afectan a la población te lleva a ser censurada porque quieren silenciarlo.

No les interesa, a los amos de los medios de comunicación no les interesa que se sepa.

Ellos tienen sus planes y en sus planes están sus negocios.

Lo último que les importa son las personas, que en realidad no les importan nada, más que para usarnos como esclavos.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20€ el primer mes

Y luego tienes acceso a todos los cursos y lecciones en directo por una cuota mensual de 10€.

Academia para la autogestión de la salud

Matriculate a un precio de risa.
En serio.

20€ el primer mes

Y luego tienes acceso a todos los cursos y las lecciones presenciales online por 10€ al mes
+ información

Cursos en la academia

Los profesores

Más episodios del podcast

Mantente en contacto

Suscríbete a nuestra newsletter

Y te notificaremos todas las actividades.
Nuevos cursos, nuevos episodios del podcast, nuevos vídeos …
¡y nuevas propuestas!

El videoblog

El blog

En la misma categoría

Publicaciones relacionadas

¡Qué bien que regresaste!
¡Te hemos extrañado!

This field is required.
This field is required.
This field is required.

Suscríbete a nuestras novedades

Matricúlate en la Escuela

Último episodio del podcast

Última sesión en la Escuela

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Diana Valeria Párraga López.
Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello)
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

¡Ya casi estás dentro!

Te he enviado un email a la dirección que has usado para suscribirte.
Así que, si revisas tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te lo encontrarás ahí.

Es para darte la bienvenida a las «entrañas» de Vida En Salud y explicarte un poco de qué va esto.

Lo mejor sería que, para leer el mensaje de bienvenida, te reserves unos minutos de tranquilidad.
¡Es que te explico muchas cosas en ese email!

Si te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es y simplemente, preguntar.