Search
Close this search box.

119. El grafeno

Grafeno
Vida En Salud
119. El grafeno
Loading
/

Toxicidad

El grafeno a partir de una dosis específica, es tóxico para los seres vivos.

Hemos de tener presente que cualquier material que podamos encontrar en la tierra forma parte de nuestra propia composición. Nuestra estructura física está compuesta de los mismos materiales de los que estamos rodeados, de lo mismo que compone la tierra y hay minerales y metales en todo lo que vive sobre la tierra.

La toxicidad no está en el material en sí, sino en la cantidad del material.

Cada ser vivo tiene su propia composición y ésta varía según las circunstancias que generan la necesidades específicas en cada momento y circunstancia.

Ningún material terrestre es tóxico de por sí, o todos los materiales terrestres lo son. Lo que determina su toxicidad es la dosis, la cantidad.

Ejemplo:

La sal no es tóxica en el mar, pero en el suelo sí lo es, produciendo desertización y muerte.

Te dejo una tabla que describe la toxicidad del grafeno.

Los númenes más importantes aquí son los de la dosis (miligramos de grafeno por Kg de peso).

Informe del contenido de grafeno en la composición del preparado

Aquí te dejo el material que se ha diseminado por todas las redes sociales que informa y exagera la presencia de grafeno en el preparado del tratamiento experimental que se está administrando supuestamente para proteger de… ¡Ya sabes qué!

El tratamiento milagroso que minimiza los efectos del veneno, quitándole importancia

Pues eso, como digo en el audio, también ha salido a la palestra el tratamiento que te va a salvar de los problemas que te pueda causar el pinchazo asesino.

¿No me crees?

Míralo en este enlace:

¿Cuánta gente que está recibiendo presión para dejarse pinchar no va a sentirse aliviada pensando que si se vac… va a poder librarse de los problemas que le pudiera causar?

¿Y si toda esta puesta en escena tuviera la intención de hacer llegar a este punto, minimizando las consecuencias de la inoculac…?

Aportación de la Dr. Karina Acevedo Whitehouse

Me fue enviado el Reporte Técnico que elaboró el Dr. en Ciencias Químicas Pablo Campra Madrid, y que fue publicado en ResearchGate el 1 de noviembre de 2021, mismo que he leído y quisiera comentar en este mensaje.
Antes que nada, quiero que quede claro que no tengo formación sólida en Química, por lo que no puedo evaluar ni discutir los métodos analíticos ni muchos de los resultados que reporta el Dr. Campra. Lo que puedo hacer es hablar acerca de lo que significa el reporte y las implicaciones que podrían tener a nivel biológico sus hallazgos. Aclaro también que he tenido oportunidad de charlar con el Dr. Campra y es un colega investigador serio, profesional y comprometido con lo que hace, que ha sido injustamente criticado por la interpretación que otros hicieron de su primer estudio en el que reportó haber detectado óxido de grafeno en un vial de una vacuna contra SARS-CoV-2. El Dr. Campra no puede ser responsable de las afirmaciones que otros digan sobre sus análisis, y eso incluye lo que yo aquí escribo.

En el reporte, el Dr. Campra realizó microscopía acoplada a espectroscopía RAMAN que permite verificar la estructura de materiales e identificarlos a partir de patrones de vibración ante la excitación láser. Esta aproximación es de alta precisión y le permitió detectar en las vacunas objetos que a la inspección inicial eran de tipología laminar translúcida o carbonácea opaca, y que a la exploración Micro-RAMAN se determinó que algunos se trataban de objetos con un patrón espectral atribuible a grafeno.

En esta ocasión el Dr. Campra tuvo acceso a viales de vacunas Pfizer (4 viales, todos sellados), Moderna, Astrazeneca y Janssen (1 vial cada uno; Astrazeneca vial sellado; Moderna y Jannsen con viales no sellados), y estas fueron procesadas de forma aséptica, evitando la contaminación de las muestras. Seleccionó 110 objetos que por su apariencia podrían ser grafeno, y de estos, 28 tenían alta compatibilidad espectral con el grafeno. El Dr. Campra aclara que por limitaciones de la técnica empleada, no puede descartar ni confirmar la presencia de estructuras de grafeno en muchos de los 110 objetos encontrados, por lo que propone el uso de otras técnicas analíticas para ellos. Sin embargo, de los 28 objetos que sí tuvieron una posible identidad grafénica, 8 presentaban patrones espectrales similares a lo esperado para el óxido de grafeno y para ellos el Dr. Campra afirma que se trata con certeza de que contienen óxido de grafeno, de forma inequívoca, y determinó señales compatibles con estructuras de grafeno o grafito en 20 de los objetos.

Me parece que la evidencia de la presencia de ese material en estos viales es contundente, dado este reporte. Así que la pregunta que sigue es ¿por qué estaría ahí si no se indica que las vacunas lo contienen? Una explicación, como el mismo Dr. Campra indica, es que pudieran haber sido introducidas durante el proceso de manufactura de forma inadvertida y como un contaminante durante la fabricación, empaquetamiento o distribución, y que no sean componentes esperados de las vacunas. Otra explicación es que sean parte de las nanomoléculas que las compañías indican en sus listados de componentes pero que, por motivos propietarios, no han indicado con nombre. Esto es posible y se ajusta a lo que dijo una exempleada de Pfizer hace un par de meses. Además, ya existen patentes de vacunas “COVID-19” que abiertamente indican contener óxido de grafeno, por lo que no sería descabellado considerar que esto es lo que está ocurriendo. Si es la primera opción, esperaríamos que no estuviera presente ese material en todos los lotes, y que su presencia tuviera cantidades variables. Eso podría explicar el que solamente algunos de los lotes parecen estar asociados de forma desproporcionada a eventos adversos post-vacunación. Por el contrario, si fuera la segunda opción, esperaríamos que estuviera presente, y a la misma concentración, en todos los lotes.

Si se trata de la segunda opción, ¿por qué no lo aceptan y anuncian las farmacéuticas? Tal vez porque el óxido de grafeno puede tener efectos nocivos para los organismos vivos. Una búsqueda en PubMed para ver qué se ha publicado en torno al efecto fisiológico del grafeno en animales nos muestra que desde el 2012 se comenzaron a ver efectos en experimentos controlados, y que hay 69 publicaciones con esos términos de búsqueda al día de hoy. Si buscamos el efecto tóxico del óxido de grafeno hay aún más (465 estudios desde el año 2010 a la fecha)

No he revisado todas las publicaciones, pero algunas sí, y de manera general podemos ver que puede tener un efecto a nivel biológico sobre neuronas, neurotransmisores, células endoteliales; que promueve la formación de vasos sanguíneos (angiogénesis) y la división celular (mitosis), y que puede modificar aspectos de la reproducción. El hecho de que promueva la angiogénesis y la mitosis lo ha vuelto un potencial fármaco para reparar y regenerar fracturas. Sin embargo, hay otros aspectos a considerar en términos de la toxicidad, incluyendo el que se puede acumular, luego de la administración intravenosa, en el hígado, pulmón y bazo, y persistir ahí hasta 6 meses con base en estudios realizados en ratones. No solamente se han hecho estudios de toxicidad en modelos animales; al menos hay un estudio que evaluó la toxicidad en células renales embrionarias humanas. Finalmente, hay 45 estudios que hablan del uso de óxido de grafeno en vacunas, incluyendo vacunas contra SARS-CoV-2, así que no es descabellado ni proclive a las conspiraciones el considerar que es posible que las vacunas contra SARS-CoV-2 que actualmente se utilizan contengan óxido de grafeno de manera intencional.

Ahora bien, ¿qué cantidad de óxido de grafeno está presente en los viales de las vacunas? El reporte del Dr. Campra no lo indica, y – sin ser química – supongo que se requieren de otras técnicas para determinar la concentración por vial. Ese dato es importante de conocer para poder compararlo con la concentración subtóxica, tóxica y letal de los estudios ya realizados. En otras palabras, la dosis hace al veneno. Si está presente en cantidades que son iguales o que exceden el umbral de toxicidad para mamíferos, entonces su presencia en las vacunas es un problema serio. Si está presente en cantidades menores al umbral de toxicidad, entonces no es que lo debamos subestimar, porque pudiera tener efectos sinergísticos y aditivos con otros componentes de la vacuna, y porque, como he dicho antes, al no ser ecuaciones matemáticas no reaccionaremos de la misma manera todos ante una misma exposición. Sin embargo, aunque sean concentraciones bajas, no es correcto que sea negada la existencia de un componente de las vacunas.

Para nada deseo minimizar los riesgos que representa el óxido de grafeno en las vacunas. Lo urgente a responder es: 1) ¿Es un componente intencional, que forma parte de los ingredientes, o es un contaminante que se puede adquirir durante la producción? y 2) ¿Cuánto óxido de grafeno contienen las vacunas? Sin esta información solamente podemos especular.

Para resumir, con base en el reporte del Dr. Campra, es sensato concluir que esos lotes de vacunas contienen óxido de grafeno.

Espero que esta información les sea de utilidad y les mando saludos, Karina AW

Investigación de.l Dr. Richard Fleming

Lo que dice el Dr. Richard Fleming es que todo lo que hay es basura, resultado de un proceso de fabricación que no cumple con las mínimas garantías de higiene para productos que se han de comercializar, sobre todo para un producto que ha de ser inyectado.

Así que el grafeno, que sabemos que puede estar en todas partes, porque la industria, la gran industria, ha dado la vuelta a la atmósfera terrestre.

Con la extracción de todos los recursos que la tierra atesora en su interior, nuestra atmósfera está invadida de todo tiempo de materiales que no deberían estar en el aire.

Así que el contenido de las vacunas bien pueden haberse ensuciado durante el proceso de fabricación.

Relevante en este vídeo

El Dr. Fleming explica en este vídeo el origen de todas las imágenes que se han diseminado por las redes y canales sobre la evidencia de la presencia de grafeno en vista a través de un  microscopio.

¿Te suenan, las has visto alguna vez?

Pues escucha la explicación de lo que realmente son en el vídeo.

Investigación de periodistas por la verdad

Y aquí tienes un artículo en el sitio web de periodistas por la verdad, es el resultado de la investigación sobre el fenómeno grafeno que ha surgido entre nosotros.

Visión del grupo Stop Vacunas

Y aquí tienes un artículo en el sitio web de periodistas por la verdad, es el resultado de la investigación sobre el fenómeno grafeno que ha surgido entre nosotros.

Conclusión (o sea: cierre)

Creo que tal como se ha configurado nuestra sociedad, tenemos numerosos motivos para ser muy rigurosos con nosotros  mismos.

Sabemos que hemos sido intervenidos. Que nuestra capacidad de percepción, de razonamiento, nuestro sentido común, nuestro instinto, … Nuestra identificación humana ya no es fiable.

Yo he llegado a la conclusión de que cualquier información o comprensión que llegue a mi es imprescindible cuestionarla, ponerla en duda una y otra vez. Arremeter contra mis propios convencimientos en busca de puntos débiles, poner a prueba mis creencias y comprobar si son capaces de mantenerse en pie a pesar de todos los embates.

Sólo así puedo estar seguro de lo que pienso, de lo que creo, de lo que vivo.

Si no, sé que no es mi pensamiento, no son  mis creencias, no es mi convencimiento, es algo que alguien, o algo, ha puesto ahí por alguna razón, que normalmente no es precisamente para beneficiarme, ni a mi ni a vosotros, mis hermanos.

¿Quieres formar parte de la comunidad?

Aquí te dejo estos botones para entrar a dónde quieras.

Suscríbete al boletín

Vida En Salud

Y sigue todas las propuestas en tu correo.
¡Mantente en contacto!

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Diana Valeria Párraga López.
Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello)
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

¡Ya casi estás dentro!

Te he enviado un email a la dirección que has usado para suscribirte.
Así que, si revisas tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te lo encontrarás ahí.

Es para darte la bienvenida a las «entrañas» de Vida En Salud y explicarte un poco de qué va esto.

Lo mejor sería que, para leer el mensaje de bienvenida, te reserves unos minutos de tranquilidad.
¡Es que te explico muchas cosas en ese email!

Si te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es y simplemente, preguntar.