Si te ha gustado ¡puedes compartirlo con tus amigos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
parásitos intestinales
Ilustración de una infección de Ascaris lumbricoides parásito en el intestino humano. Las hembras pueden poner hasta 200.000 huevos por día, que son excretados en las heces e ingeridos por un nuevo huésped a través de agua o alimentos contaminados. La infección causa dolor abdominal, vómitos, diarrea y peritonitis. Alrededor de 1.000 millones de personas están infectadas con este parásito en todo el mundo.

En esta ocasión he tenido el privilegio de encontrarme con Luís Rodero un Navarro campechano, franco y noble, enfocado en el bien común y el bienestar de todas las personas. ¿Su especialidad? Los parásitos en humanos.

Tenía muchas ganas de conversar con alguien que estuviera especializado en este problema tan común entre las personas, del que se habla muy, muy poco y, en general, todavía se conoce menos, a pesar de que se trata de un grave problema de salud pública que afecta tanto a animales como a personas.

Hemos tenido una interesante charla en que Luís no ha escatimado conocimiento para darte tantas pautas como ha podido, teniendo nada de información sobre ti.

Espero que te resulte interesante.

Especialista en parásitos

Tenía mucha curiosidad por saber cómo Luis había llegado a especializarse Luis empezó a estudiar naturopatía con un doctor en Málaga.

Aprendió naturopatia pero desde la visión de un doctor en Medicina y Odontología.

Vió que la cuestión de los parásitos estaba muy poco atendida en medicina y se puso a investigar con ello.

Por que muchas de las personas que atendía para mejorar su salud uno de los problemas que presentaban era la presencia de parásitos.

Y claro, hay parásitos, y en medicina apenas se contempla, a no ser que te salgan en una muestra de heces muy claramente.

Entonces te van a dar un antiparasitario que es efectivo para las lombrices o para uno de los pocos parásitos que tienen en cuenta, pero no va a ser suficiente.

Los parásitos se pueden establecer en tu cuerpo de la forma más sencilla.

Puedes darte un golpe y en esa zona se acumula calor, llega más sangre y los parásitos se pueden acumular en esa zona para quedarse, para sobrevivir y reproducirse ahí.

Entonces, de un golpe tonto, que podría arreglarse en poco tiempo, se nos cronifica y es un problema, porque nos puede quedar una inflamación de por vida.

Y nos están diagnosticando artrosis, o artritis o cualquier enfermedad y todo viene de una colonización de algún tipo de parásito en esa zona.

Porque siempre que se habla de parásitos parece que sólo se dan en el intestino, pero no es así. Se mueve por donde pueden, por dónde es favorable para ellos.

La candida Albicans

Los parásitos que se establecen en los órganos sexuales femeninos son los que tal vez se conocen más últimamente. Son los que han levantado la alerta en la población y ya se empiezan a fabricar todo tipo de productos para la cándida. 

Par aprovechar la necesidad del mercado.
Hay muchas personas con cándida, pues a fabricar productos para la cándida.

Hay hasta anuncios en la tele.

¿Y son efectivos?

Hay personas que han estado años y años y años cuidándose y han no conseguido deshacerse de ella. Pueden reducir los síntomas, pero eliminar la cándida es muy difícil y además no es necesario, porque la cándida cumple una función en el organismo.

Hay que entender que muchos de los parásitos no son malos de por sí, son malos en exceso, cuando hay demasiados.

Los parásitos más típicos que podemos tener los humanos son los digestivos. Normalmente para llegar a la conclusión de que hay parásitos, tiene que haber una cronificación de un problema.

¿Cómo se encuentran los parásitos en el cuerpo?

Porque tengamos una gastroenteritis nos vamos de no vamos a pensar que tenemos parásitos, vamos a ènsar que hemos cogido una bacteria o hemos comido algo en mal estado, y se pasa, no nos preocupamos, pero si se cronifica y nos mantenemos con gastroenteritis durante un año o dos, ahí empezamos a pensar que puede haber parásitos.

Es muy poco común que en el médico te haga directamente un análisis de heces para parásitos, y el problema además es que cuando te lo hacen, aunque tengas parásitos, no siempre va a salir positivo.

Porque a no ser que estés expulsándolos y en las heces salgan trazas de ellos, pueden estar perfectamente allí alojados viviendo en ti y no tener ningún síntoma o ningún signo en un análisis de que tienes parásitos.

Y además tiene que darse a coincidencia de que ellos lo conozcan, de que puedan reconocerlo.

Porque puede ser que tengas un parásito que no tienen tipificado y que no buscan en la analítica, ¡y no lo van a ver!

La lista de parásitos que se miden, normalmente son parásitos muy comunes, que los tenemos la mayoría, simplemente no los tenemos en exceso, pero son los que saldrían.

Sin embargo, que se sepa, hay alrededor de nueve mil millones de diferentes tipos de parásitos y de esos solo conocemos aproximadamente el 10%.

Entonces, claro, no se puede hacer una prueba que sea fiel a lo que hay.

Cómo nos infestamos

Los animales de compañía

Muchas veces le digo a la gente, medio en serio medio en broma, que es más fácil que te detecte un parásito un veterinario que un médico, porque están mucho más concienciados de que los animales hay que desparasitarlos.

A nosotros no.

En otros países en otras latitudes, a nosotros no.

Los perros y los gatos hay que desparasitarlos, porque evidentemente ellos, aunque no salgan de casa, tienen parásitos.

Pero nosotros no.

A los niños no se les desparasita y según las estadísticas 9 de cada 10 tienen parásitos.

El riesgo no está tanto en los animales, porque a no ser que les tengamos muy descuidados o tengamos un contacto inapropiado.

Eso de los besos de los animales no es para nosotros, aunque hay mucha gente que se deja lamer por los animales.

En cualquier superficie que haya tocado una persona que tenga parásitos, puede haber huevos parásitos infectados.

El contacto

Si coges la barra del metro…

Hicieron hace unos años un estudio en comunidades españolas centrado en las barandillas de los parques de niños, y encontraron que el 97% de las barandillas estaban infectadas con huevos de parásitos que podrían infectar.

Ellos evidentemente lo achacaron a los perros y gatos que van allí, hacen sus necesidades, se van arrastrando,…

Pero porque no de los niños que tengan parásitos, que también se mete todo en la boca y después van tocando las varandillas.

La exposición a parásitos es continua y habitual.

Y no te puedes obsesionar con ello ni meterte en una burbuja.

¿Cómo puedes cerrar el acceso a los parásitos en tu cuerpo?

Pues cuando se dan las condiciones en tu cuerpo para que el parásito colonice, él colonizará.

Eso son: defensas bajas o algún tipo de problema de higiene o de salud que puede facilitar la invasión de los parásitos.

El pH orgánico, demasiado ácido o demasiado alcalino, puede ayudar a se de la infestación, porque ellos buscan el ambiente propicio para ellos.

Si en ti se dan las condiciones para que vivan los parásitos, el riesgo es que cuando entres en contacto con ellos, en lugar de salir de forma natural, como sucede en un organismo sano y fuerte, se queden allí porque tienen condiciones muy favorables.

Y lamentablemente la mayoría de personas tenemos muy descuidada la salud digestiva, y esa es la puerta de entrada a nuestro cuerpo más importante para los parásitos.

Así que tu estado general también es importante de cara a evitar o no la infestación de los parásitos.

Contacto con Luís:

Su página web <<

Para acceder a inscribirte al curso sobre parasitosis para todos los públicos haz clic aquí::>

Más episodios sobre parásitos

Te animo a que compartas este podcast entre tu gente.

Si quieres recibir una notificación en tu correo electrónico cada vez que publique un nuevo audio, puedes suscribirte en dianavaleria.eu/suscripcion/ y si quieres hacerme una pregunta, consulta o quieres proponer algún tema, puedes escribirme a vidaensalud@dianavaleria.es

Muchísimas gracias por tu atención, gracias por formar parte de Vida en Salud desde este lugar que le da sentido a lo que es.

Gracias también a Kitflus por cederme las melodías que animan el programa. Si quieres alguna música personalizada, puedes escribirle a kitflus@kitflusound.com

Que tengas muy buenos días y excelentes noches ¡Hasta la próxima!

También te dejo aquí el documental que menciona Luís en el programa: Psiquiatría: la industria de la muerte, doblado y subtitulado al español.

4 respuestas

    1. Muchas gracias José. Me llena de satisfacción que lo valores y disfrutes. Seguramente hasta algún día de diciembre no podré volver a encontrarme con Luís para abordar la aromaterapia. Pero igualmente estoy preparando programas muy buenos! ? Ya verás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Diana Valeria Párraga López.
Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello)
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

¡Ya casi estás dentro!

Te he enviado un email a la dirección que has usado para suscribirte.
Así que, si revisas tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te lo encontrarás ahí.

Es para darte la bienvenida a las «entrañas» de Vida En Salud y explicarte un poco de qué va esto.

Lo mejor sería que, para leer el mensaje de bienvenida, te reserves unos minutos de tranquilidad.
¡Es que te explico muchas cosas en ese email!

Si te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es y simplemente, preguntar.