Comparte este episodio con tus amistades

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Si quieres descargarte la plantilla para hacer el ejercicio, haz clic aquí.

Te doy la bienvenida el podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira a llevar una vida saludable. Esta propuesta es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

En cada episodio nos acercamos a la salud desde el punto de vista más amplio del concepto y tratamos una gran variedad de temas que afectan, influyen y están relacionados con tu salud.

Antes de meternos en el tema que voy a exponer en este nuevo episodio, quiero aclarar una cosa que me viene dando vueltas por la cabeza desde que publiqué el episodio 16. Ikigai el secreto de la longevidad, en el que hablo de los condicionantes que mejoran la calidad de vida, la salud y la longevidad, según el estudio llevado a cabo por Francesc Miralles y su compañero Hector García.

Pues he sabido que, al menos por la península Ibérica, se están desarrollando «grupos de abundancia» creo que se llaman a sí mismos células, que reproducen el sistema económico de un Moai. Entonces me surge la necesidad de advertir sobre lo que sucede con estos «Moais» que están sacados del contexto en que nacieron.

Okinawa es una isla y la movilidad en las islas siempre ha sido algo limitada, o por lo menos a las personas de una cierta edad no se les ocurriría irse a vivir a Europa (por ejemplo) de pronto. Es por esto que el ambiente entre sus habitantes más ancianos es próximo, relajado y confiable. Además está la intachable nobleza y el alto sentido del honor que caracteriza a la cultura japonesa.

Todo esto hace que un Moai en Okinawa tenga un ambiente de seguridad y plena confianza entre sus miembros. Estos grupos japoneses están verdaderamente enfocados en el bien de todos. Aquí, en nuestro país, tal como la cultura que ha ido degenerando, no lo es tanto. Si. Lo siento. siento hablas así, pero tengo que decírtelo. Sería ideal, pero no es tan seguro. Es más, diría que no es nada seguro. No puedes confiar tu economía tan fácilmente a personas que no conozcas muy, muy bien. Personas que lleven una larga trayectoria a tu lado, de las que conozcas todas sus luces y todas sus sombras. Personas que sepas con seguridad que no te van a fallar. Que te hayan dado muestras de que su moralidad es incuestionable. Que te han apoyado incondicionalmente más de una vez. Si el juego es que has de confiar para que el universo te provea de… Mejor déjalo estar. Es mi sincero consejo.

Una vez dicho esto, pasemos al ejercicio que te ayudará a identificar tu Ikigai.

Para hacer este ejercicio necesitarás un papel y algo para apuntar. Aunque si te gusta dibujar, pintar y jugar con los colores, disfrutarás mucho haciéndolo de una forma creativa.

En las notas del episodio tienes todas las indicaciones visuales, si prefieres hacerlo dejándote guiar solo por el audio, también puede ser.

Venga, empezemos.

Vamos a dibujar cuatro direcciones en el papel, pero una a una. En el papel dibujaremos cuatro círculos (a la izquierda, arriba, a la derecha y abajo), así que ubica el papel de la forma en que visualices esto claramente.

La primera mitad del esquema

Visualiza el papel partido por cuatro líneas en forma de cruz. Una que va de arriba abajo por el centro y otra que va de un lado al otro por el centro.

Primero vas a escribir en la parte izquierda sobre la línea la línea imaginaria que pasa por el centro. Y vas a poner:

LO QUE SE ME DA BIEN

Y ahí empezarás a listar las cosas que haces bien. Te recomiendo que para esto emplees un lápiz, porque llegará un m omento que tendrás que borrar. Pues eso, en este espacio de la izquierda listarás aquello que te das cuenta que haces metódicamente, que le dedicas tiempo y que tienes maestría haciendo.  Que te sientes orgulloso del resultado.

También puedes poner en esta lista las cosas que haces y que, aunque tu no crees que hagas especialmente bien, las personas de tu entorno si que consideran que lo haces bien.

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 1

(puedes hacer clic y agrandar todas las imágenes)

Esto te ayuda a tomar consciencia de tus habilidades y de cómo te sientes con respecto a ellas. si quieres también puedes anotar estas impresiones en un papel a parte y luego crear tu «Dosier de Ikigai», al que podrás retornar siempre que te sientas desorientada.

Luego vamos a escribir en la parte alta del papel, en el centro y arriba, sobre la línea imaginaria que hemos trazado antes. Y pondremos:

LO QUE ME GUSTA HACER

Entonces haces como antes. Empiezas a escribir la lista de cosas que te gusta hacer. Las que disfrutas, aunque no hagas especialmente bien y no obtengan un gran reconocimiento  por parte de los demás.

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 2

Luego vamos a dibujar en cada una de las listas y sus títulos sendos círculos, de forma que se interfieran el uno al otro, dejando un espacio común a los dos.

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 3

Entonces observa bien, porque ese espacio que hay entre lo que se te da bien y lo que te gusta contiene tu:

PASIÓN

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 4

Entonces puedes desplazar a este espacio intermedio las cosas que se te da bien y que además te gusta hacer (¿ves? ¡Ya estás necesitando la goma de borrar, para cambiar de lugar alguna de tus habilidades!).

¿Te fijas? Si tuvieras que elegir una actividad para hacer durante un tiempo prolongado ¿crees que escogerías una de las que interseccionan en este espacio? ¿verdad que si piensas en hacer estas actividades encuentras más motivación que para hacer cualquiera de las que quedan fuera de esta vesica que intersecciona LO QUE SABES HACER con LO QUE TE GUSTA HACER?

¡Vamos descubriendo cosas!

Ahora vas a escribir a la derecha, en la posición opuesta a la primera frase (LO QUE SE TE DA BIEN) y pondrás:

LO QUE EL MUNDO NECESITA

Empezarás a escribir la lista (con lápiz) y también le dibujarás un círculo alrededor.

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 5

Ahora pon atención, porque todo lo que encontrarás en la intersección que hay entre estas dos áreas, configuran tu

MISIÓN

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 6

Entonces puedes empezar a desplazar a este espacio todo lo que tu gusta hacer y además ves que el mundo necesita.

Observa estas dos últimas listas y anota mentalmente (o en las hojas de tu «Dosier Ikigai» cómo te hace sentir cada una de ellas cuando te enfocas en poner en práctica las acciones que has escrito en ellas.

En este nuevo mapa mental que has empezado a construir, falta el término que va abajo de todo y este es:

AQUELLO POR LO QUE TE PUEDEN PAGAR

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 7

Y eso: empiezas tu lista de aquellas cosas que ves claro que podrías cobrar por ellas.

La cosa se empieza a poner interesante, porque empezamos a vislumbrar la independencia, una forma de vida realizable. Pero tal vez esta última lista te queda algo desconectada de las primeras que has escrito y ves que cuando te enfocas en las acciones que puedes realizar cobrando, no sientes tanta vitalidad ni motivación como con las primeras que has escrito. ¡O tal vez  tienes la fortuna de que coinciden!

Pero bien, vamos a seguir.

El espacio que corresponde a la intersección entre LO QUE EL MUNDO NECESITA y LO QUE PUEDES COBRAR, está vinculado a tu:

VOCACIÓN

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 8

Ahora tienes que extraer las actividades de corresponden al espacio este espacio de las listas colindantes y escribir los que se te ocurran nuevos, si es que se te ocurren.

Anota mentalmente o en tu cuaderno del «Dosier Ikigai» cómo te hace sentir pensar en las acciones que has escrito en ésta última lista. ¿Podrías decir que sientes algo como responsabilidad, compromiso? ¿un sentimiento en esta línea?

Aún nos falta un espacio, el que queda entre lo que puedes cobrar y lo que se te da bien, así que aquí puedes empezar a listar aquellas cosas que se te dan bien y que además ves claro cómo podrías cobrarlas. Seguramente tendrás que extraer alguna actividad de las que has escrito antes listas correspondientes a los dos últimos términos y al primero. Entonces estarás definiendo tu

PROFESIÓN

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 9

Observa esta última lista y anota mentalmente o en tu cuaderno «Dosier Ikigai» cómo te sientes cuando te enfocas en estas actividades. ¿Eficiencia, impecabilidad?

Interesante ¿verdad?

Pues aún nos quedan espacios para llenar, así que vamos a seguir.

Entre tu profesión y tu pasión, está tu:

DEDICACIÓN

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 10

Extrae de las listas colindantes aquellos términos que coincidan y confluyan y escríbelos en el espacio de la DEDICACIÓN.

Observa la lista y anota cómo te sientes cuando te enfocas en estas acciones.

En este espacio es dónde encuentras la energía que te permite dedicarte a lo que haces. Si lo que haces no te apasiona, difícilmente podrás dedicarle el tiempo y el esfuerzo necesario para darle continuidad y llevarlo al éxito. Pero su no te aporta una remuneración profesional, tampoco vas a poder dedicarte a ello.

Después, frente a tu dedicación encontramos el espacio de la:

ENTREGA

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 11

Extrae de las listas colindantes los términos que coincidan con los términos y lístalos en el espacio de la ENTREGA.

Observa la lista y anota cómo te sientes si te imaginas haciendo estas cosas. ¿Podrías decir que hay algo de satisfacción de la sensación del deber cumplido?

Los seres humanos necesitamos poder ser útiles a la comunidad, aportar a nuestro entorno. Algo que ayude a mejorar, a evolucionar.

Donde confluyen tu MISIÓN y tu VOCACIÓN está el espacio de ENTREGA absoluta, en total confianza. Y es una parte importante para que tu vida sea de calidad.

¿Y qué tenemos en el centro, en el espacio en que todo confluye?

Pues en este luminoso y bendito centro tenemos

EL IKIGAI, O PROPÓSITO DE VIDA

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 12

Pues ya sabes. Ahora a extraer todas las actividades (y añadir las que se te ocurran nuevas) y configurar la lista de aquello que contiene notas de ambos lados.

Observa la lista y anota cómo te sientes enfocándote en estas actividades.

Estas serán las que te van a transportar a otro nivel de experiencia y de conciencia. Imprescindibles para la preservación de tu salud y para la longevidad. Para desbordar felicidad en tus  actos y satisfacción en tu corazón. Para despertarte por las mañanas con ganas de empezar el día y enfrentar todo lo que te va a traer.

 

19. Ejercicio para encontrar tu Ikigai 13

Porque cuando puedes identificar el Ikigai y ponerlo en el centro de tu existencia, ésta fluye de otra manera. Brindándote una experiencia más completa, que estimula tu amor por la vida y la motivación por permanecer en ella con plenas capacidades para disfrutar plenamente de todos sus regalos.

Por esto no puedo más que recomendarte muchísimo que hagas este ejercicio y tengas en consideración los factores que expuse en el episodio 16 para procurarte una salud de primera línea y una vida de primera calidad (todo de primera clase ?

Bueno, pues ahora puedes descargarte la plantilla que he hecho para imprimir haciendo clic aquí::> (si no tienes tiempo para hacértela tu). Está en  formato A3, por si quieres hacerlo grande, pero si quieres imprimirlo en un A4, también te funcionará.

Pues ya está. Esto es lo que quería contarte hoy.

Compártelo si te ha gustado.

Si quieres preguntar o proponer, escríbeme a vidaensalud@dianavaleria.es

Si quieres recibir una notificación en tu correo por cada nuevo episodio, suscríbete dianavaleria.eu/suscripcion

Muchas gracias por tu atención, gracias por tu escucha. Gracias por formar parte desde este lugar que da sentido a la existencia de Vida en Salud.

Gracias también a Kitflus por su apoyo al cederme las melodías del programa. Si quieres la tuya escríbele a kitflus@kitflusound.com.

Dale a los niños la oportunidad de escuchar Vida en Salud, será un gran pilar en su formación, en su evolución y en su capacitación.

Y bueno, ya te he contado todo lo que yo podía contarte sobre el Ikigai. En el próximo episodio hablaré con Javier Uriarte, presidente de la liga para la libertad de vacunación y, claro, hablaremos sobre vacunas.

Y que hasta entonces…

¡¡Tengas muy buenos días y excelentes noches!!

Bye bye.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Gracias Diana por este podcast sobre el Ikigai. Muy inspirador e instructivo. Occidente tiene mucho que aprender de Oriente. Que mundo tan distinto sería si todos aprendieramos a encontrar nuestro Ikigai.
    Gracias por todo tu trabajo

    1. Pues así lo pienso yo también José. Me inspira mucho la cultura japonesa. Por eso me gusta compartir lo que conozco de ella.

Deja un comentario

Conectate con el podcast en las redes

Solo falta un paso,

Confirmar tu suscripción

Revisa tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te hemos enviado un E-mail a la dirección que nos has facilitado.

Si no lo ves, revisa la bandeja de correo spam, o no deseado. Como te lo he enviado desde una herramienta de email marketing, tal vez haya ido a parar allí y tengas que rescatarlo.

Para confirmar tu suscripción, pulsa el botón naranja.

Entonces llegarás a la página en que recibirás la bienvenida a «las entrañas» de Vida en Salud y ahí te explicaré con detalle de qué se trata.

Te recomiendo que te reserves un momento de tranquilidad para poder leer tranquilamente la información que te he dejado ahí.

Y si no me he explicado suficiente bien y te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es para cualquier consulta sobre tu suscripción.

Seguimos!

¿Quieres mantenerte en contacto?

¿… Y recibir lo más exclusivo de Vida en Salud en tu correo?

Responsable: Diana Valeria Párraga López. Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello) Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.