Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on linkedin

Bienvenida y presentación

Te doy la bienvenida al Podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira a llevar una forma de vida saludable. Esta propuesta es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

Declaración de intenciones

En este podcast nos proponemos aumentar la conciencia de que la salud es una responsabilidad personal. Porque únicamente tú eres responsable de tu salud, nadie más. Y te ofrecemos información, conocimiento e inspiración que te pueden ayudar a tener seguridad para poder aceptar y tomar esta responsabilidad.

Entendemos la salud desde un punto de vista muy amplio y hablamos de los muchos aspectos que afectan a la vida y que demasiadas pocas veces se vinculan con la salud.

Introducción

Paco me escribió y me pedía algún libro de referencia para poder empezar a comer mejor.

Yo he leído muchos libros, he seguido muchas formaciones y cursos sobre dietas específicas y teorías de alimentación y nutrición, metabolismo etc…

Pero esta petición no dejó en el aire. No tengo bibliografía preparada para ayudar en esta orientación y en principio, al recibir la pregunta, pensé que lo mejor sería empezar a recopilar bibliografía que pudiera orientar a Paco y a otras personas que podáis estar en la misma situación.

Pero al revisar en mi mente me he dado cuenta de que, a día de hoy, no hay nada de lo que yo conozco que está escrito que pueda recomendar para dar este paso.

¿Porqué?

Pues porque después de toda mi andadura me he dado cuenta de aspectos vinculados a la comida, la digestión, la asimilación que me han llevado más allá de lo que esa propia fuente me transmitía.

Así que no puedo responder por la información que hay en ellos que, aunque me acompañó un tramo del camino, me ha quedado atrás.

Entonces lo que voy a hacer es transmitirte aquello que sí que puedo suscribir, aquello que para mi tiene todo el sentido y que he podido experimentar, en mi y en otras personas, que funciona tal y como lo explico.

Esto va a ser una serie dedicada, en que, episodio a episodio, iré compartiéndote todo lo que he podido llegar a comprender sobre alimentación.

Por supuesto que en esta serie voy a compartir los materiales que me han servido para llegar a la comprensión que tengo en el momento actual.

Espero que te ayude y te oriente..

Cada persona es un universo

Lo primero que creo que es importante tener en cuenta es que no hay una fórmula mágica que sea igual para todos. Cada persona es única en este aspecto también.

Cada uno tiene condiciones diferentes y su sistema digestivo está supeditado a estas condiciones, únicas y específicas para cada uno.

Es por eso que a una persona puede disfrutar y le puede sentar fenomenal un alimento, mientras que a otra le sucede todo lo contrario, o no le gusta tanto o no le sienta tan bien (incluso si viven en la misma casa y son de la misma familia).

Lo más importante para empezar a comer mejor es que experimentes. Con el fin de conocerte, de tener clara tu experiencia subjetiva y tus necesidades y respuestas individuales.

Hasta que no lo hayas experimentado en tus propias carnes, no hay nada bueno ni malo, todo es relativo. Es la que creo mejor actitud para empezar este camino.

Y escucharte, escucharte mucho. Prestar atención a cada una de las señales de tu cuerpo, aunque parezca que no tiene nada que ver con lo que comiste. No sabes, en realidad, cómo se conecta la comida con tu ser. Te sorprendería llegar a ver ahora hasta qué punto y en cuántas áreas diferentes de tu persona te influye lo que comes y cómo lo procesas.

Lo más importante

Empecé mi andadura hacia la comprensión de la forma correcta de alimentación al principio de los 80, estudiando naturopatía (medicina natural).

En esos estudios tomé mis bases y me quedó clarísimo que la limpieza del organismo es lo más importante para la preservación de la salud.

Me pegó muy fuerte la comprensión de que un cuerpo que acumula residuos no puede funcionar correctamente. Comprendí de forma muy clara que era tan importante comer como limpiar y que el mero hecho de comer ensuciaba el organismo.

Pero por suerte el ser humano está diseñado por el mejor ingeniero del universo: la Naturaleza.

Y La Naturaleza, creó el cuerpo humano con todo lujo de detalles y entre estos detalles está la capacidad de limpiarse de los residuos que se generan en el proceso digestivo, incluso de los residuos que ingerimos provenientes del exterior (tóxicos).

La enfermedad

Puede pasar, y de hecho pasa, que lleguemos a ingerir más tóxicos de los que nuestro cuerpo pueda eliminar. Entonces es cuando la enfermedad empieza a ganar terreno. No hay otra.

En este punto los residuos que deberían salir de nuestro cuerpo se empiezan a acumular produciendo mucosidad que nos lleva a estados de insalud (o enfermedad) más o menos graves.

Entonces, una vez has compartido esto ¿qué puede ser lo más importante?

Mantener el cuerpo limpio y conocer los límites que tiene la capacidad de autolimpieza de tu organismo ¿no?

Estamos de acuerdo en esto ¿si?

¿Y qué protocolo debería seguir para ir conociendo mis capacidades de autolimpieza (vamos a llamarlo así :)?

Poner atención a las defecaciones

Parece que existe en el imaginario colectivo la idea de que no hace falta defecar todos los días. Es algo que he oído muchas veces. Que el cuerpo no siempre tiene necesidad de expulsar los residuos, porque hay veces o personas que requieren más tiempo para hacer sus digestiones y asimilar de los alimentos los nutrientes que necesitan.

Y esto ¿de dónde ha salido?

¿Lo ha afirmado algún médico o fisiólogo, alguien que haya hecho un estudio riguroso y profundo sobre el tema?

Si es así ¿en base a qué?

Yo jamás he encontrado literatura médica que corrobore esta afirmación, muy al contrario. He podido leer resultados científicos de investigaciones a fondo del sistema digestivo humano y con ello el sistema excretor y afirman que las autopsias de personas adultas, arrojan la evidencia de que morimos con, por lo menos, 4 kg. de materia fecal acumulada en nuestro intestino grueso.

Y claro, esto es acumular mierda, literalmente, en el cuerpo. Y mierda peor que la caca que excretas, porque al estar acumulada ahí, se va descomponiendo y generando microorganismos que han de ayudar a esta descomposición, dando lugar a diferentes estados de parasitosis.

Creo que no es difícil comprender porqué el acumular heces en el intestino genera una condición que es causante de muchas enfermedades ¿verdad?

Pues la conclusión de esto es que hay que monitorizar esto. Es importante tener claro cómo el organismo está pudiendo eliminar los desechos.

Y para monitorizar esto lo que tienes que hacer es poner atención a tus defecaciones.

En un principio puedes tomar nota de lo siguiente:

¿Cuántas veces comes al día?
¿Cuántas veces defecas al día?
¿Comes más veces que defecas?
¿Defecas más veces que comes?
Me encantaría tener vuestro feedback con esto, que me respondiérais en los comentarios o por las redes o como fuera. ¿Cómo es la relación entre tus comidas y tus defecaciones?

Bueno, ya te debes haber imaginado que si comes más veces que defecas, algo se debe quedar dentro

Si te pasa esto, que no defecas tantas veces como comes, he de decirte que es lo que le pasa a la mayoría de la gente.

Esto no quiere decir que sea normal ni saludable, ni siquiera tolerable. Quiere decir que nos pasa a muchísimos humanos, porque nos hemos alejado tanto de nuestra dieta original. Es decir: la dieta que es fisiológica para nosotros. O dicho de otro modo: porque hace mucho tiempo que dejamos de comer aquellos alimentos que tienen las características para las que nuestro cuerpo está diseñado en origen.

Atiende tus deposiciones

Para empezar yo te recomiendo que empieces a conectar con tu cuerpo y a hacerte sensible a sus mensajes. El más importante de todos ellos es la defecación.

Evacuar regularmente, con la suficiente frecuencia y cantidad, es lo que te indicas que estás en territorio seguro, que tu salud no se va a ver afectada.

Lo ideal es que evacúes todos los días, al menos una vez. Si esto no sucede, no te desesperes. Puedes recurrir a hacerte un enema de vez en cuando para ayudar a tu organismo colapsado hasta que consigas descubrir cuál es la dieta que tu personalmente necesitas.

Si evacúas más de una vez al día, no ha de ser motivo de preocupación para tí. Y si crees que tienes diarrea muy a menudo, tal vez el daño que han producido tu forma de comer y de vivir los acontecimientos en las paredes de tus intestinos esté provocando este síntoma. En todo caso este es un mecanismo de autoprotección. El cuerpo expulsa lo que no puede gestionar, precisamente para no producir más daño.

Igualmente mantente en calma, poco a poco irás viendo claro cómo puedes mejorar esta condición.

Atiende a tus digestiones

Otro aspecto en lo que es recomendable que vayas poniendo tu atención es en cómo tu cuerpo se expresa antes y después de las comidas. Observate en estos momentos y anota cada sensación que percibas. Puedes hacer anotaciones mentales, pero seguro que te será de más ayuda anotar tus sensaciones en un cuaderno que puedes titular: “Cuaderno del funcionamiento de mi organismo” 🙂

Ejercicios

Ya has visto que en este episodio el tema es la observación. Que la propuesta es empezar a dirigir la atención a tus procesos digestivos.

Te voy a sugerir unas pautas que te pueden ayudar a enfocar esta atención. La idea es que tomes nota de tus percepciones. Puede ser mentalmente o en un cuaderno.

  • Observa cómo percibes el aroma de lo que vas a comer.
    • ¿Es agradable?
  • Intenta definir qué aroma tiene (salado, dulce, ácido, amargo, picante).
    • ¿Lo percibes como agradable o desagradable, o neutro?
    • ¿Te genera alguna sensación especial este aroma?
    • ¿Te evoca algún recuerdo?
  • Observa cómo se da la masticación
    • Observa cómo cada bocado (o cada dos o cada tres bocados) se asienta en el estómago.
  • Al cabo de ½ hora de haber comido, pregúntate dónde debe estar tu comida e intenta sentirla. Haz lo mismo al cabo de una hora y al cabo de dos horas. Entre una y dos horas después de haber comido es muy probable que la comida ya abandone tu estómago y pase al intestino delgado.
    • ¿Cómo lo sientes ahora?
    • Después de 3 horas seguramente lo que comiste ya está en el colon y empieza a ser más evidente su presencia. Ruiditos, sensaciones, etc.
  • Ve observando el comportamiento del intestino grueso y anota lo que percibas.
  • Al defecar observa tus deposiciones, fíjate en como son: su color, su consistencia, la cantidad, el volumen, qué contienen (o parecen contener)…
  • Haz una ingesta de remolacha y anota qué día y a qué hora la comiste. Pon atención al momento en que tus heces salgan rojas y anótalo también. Calcula las horas que han pasado desde que comiste la remolacha hasta que la cagaste y sabes cuánto dura tu digestión.

Conclusión

Bueno y ya vamos llegando al fín de este episodio. En él he querido dejarte las primeras pautas que sería útil que siguieras para ir aprendiendo a comer mejor. Y lo que más necesario es para empezar es observarte, observarte y observarte.

También hemos hablado de la charla gratuita que ha organizado Ana Pau pra dar a conocer el curso de Diseño Humano que ha organizado en el espacio super chulo que está montando en el Montseny (Cataluña, España). Esta charla la publicaremos en Vida en Salud.

Enlaces

Suscríbete a los contenidos haciendo clic aquí >>

Contacto con Kitflus >>

Charla-Presentación sobre Diseño Humano

¿Quieres asistir?

Escíbele un Whatsapp a Ana y pídele que te reserve una silla y te envíe las indicaciones para llegar.

Número de Whatsapp de Ana: 630 245 633

Jueves 31 de enero a las 18H.

En Las Yurtas del Montseny, Mosqueroles, Barcelona.

Muchas gracias por escucharme. Gracias por participar y darle sentido a Vida en Salud.

No vemos en el próximo episodio!

Que dedicaremos al proceso de duelo.

Que pases muy buenos días y excelentes noches.

¡Hasta la próxima!

Descárgate la transcripción del audio en un documento PDF

La posibilidad de descargar este archivo está disponible solamente para miembros suscritos a los contenidos «premium». Por 1 € al mes, como Miembro Premium, tienes la posibilidad de descargarte todas las transcripciones y asistir a un «webinar» mensual (que es como una clase on line mediante vídeoconferencia en que puedes hacer preguntas e interactuar por chat). ¿Te apuntas?

Para visualizar este contenido has de suscribirte previamente. Si ya eres suscriptor, identifícate en este enlace. Si todavía no lo eres, suscríbete en este otro enlace. ¡Gracias!

Suscríbete al boletín

Si quieres recibir los nuevos episodios y novedades de Vuda en Salud en tu correo electrónico puedes rellenar y enviar el formulario.

Al rellenar y enviar este formulario autorizo a Diana Valeria a almacenar mis datos y utilizarlos para hacerme llegar la información solicitada.

Comparte este episodio con tus amistades

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on skype

Deja un comentario