Comparte este episodio con tus amistades

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Bienvenida y presentación

Te doy la bienvenida al Podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira a llevar una vida saludable. 

Esta propuesta es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

Declaración de intenciones

Nosotros pensamos que nadie más que tú es responsable de tu salud, que tú eres la persona más adecuada para cuidar de tu cuerpo y de tu vida.

Creemos que si cedes tu responsabilidad estás renunciando a tus derechos y a tu libertad.

Y por esto hemos decidido ofrecerte información, conocimiento e inspiración que te ayuden a tener la capacidad de tomar las decisiones más acertadas sobre tu salud y la de los tuyos.

Entendemos la salud desde un punto de vista muy amplio. Así que no te extrañe encontrar información sobre los muchos aspectos que afectan a la vida y que no se suelen vincular con la salud, aunque, para nosotros, lo están.

Introducción

Ya hemos hablado en este podcast de la importancia que tiene la economía y de que tiene un gran impacto en nuestras vidas.

Quiero seguir desarrollando esta idea en el podcast y, como ya avisé en el episodio que abrió la serie de economía, el 47, quiero seguir completando esta idea.

Y es para esto, para completar esta idea que en el episodio de hoy Dani Suárez, economista y Director Ejecutivo de la empresa Zappiens, nos habla de la visión filosófica que ha desarrollado junto con su amigo Manuel Varela.

Bueno, en realidad Dani es co-CEO de Zapiens.

Porque la innovadora visión que tienen, les ha llevado a deducir que, igual que hay ordenadores que tienen procesadores con dos o más núcleos. Ellos también necesitan emular esa tecnología para seguir evolucionando en su empresa.

Así que Zapiens, la empresa que fundó Dani, en 2015, tiene dos CEO que atienden diferentes áreas de necesidades de la empresa.

Dani es alguien que tiene una mente enfocada a la empresa, al crecimiento económico y humano. Un enorme corazón y mucho amor y reconocimiento por la naturaleza. 

Y con todo ese bagaje (o background), nos explica, desde su Asturias natal, el nuevo concepto económico que han desarrollado y implementado en un libro de próxima publicación.

El libro y su concepto: econología

La economía

Dani:

Imagino que me preguntas porque sabes que sacamos a la el libro de Sócrates y la Econologia.

Bueno es una visión de cómo somos capaces de integrar la economía.

Tenemos que volver a la raíz de las palabras para entenderlo. Hay dos palabras que lo explican de una manera muy sencilla.

Que son: eco-nomía y eco-logía.

Pero como los humanos le metemos mucha complejidad a las cosas, a veces tenemos que volver al origen para no perdernos.

Si nos centramos en el origen, que está en la grecia antigua, viene de dos palabras que son: “ecos”, que significa casa. Y “nomia” qué significa gestión.

Así que básicamente la economía no deja de ser la gestión de la casa. 

Tan sencillo y tan fácil como eso.

Lo que pasa es que podíamos hablar de una estructura, pues como si fueran las matrioskas rusas.

Entonces la primera pregunta que nos tendríamos que hacer es: “¿Vale y cuál es la casa?”

La ecología

Entonces por eso yo meto otra palabra que es la eco-logía. Yo digo que los buenos economistas, todos deberían de ser ecologistas. Por definición.

Y explico: si ya sabemos que “eco” significa casa. Pues la ecología… “logía” viene de “logos” estamos hablando del conocimiento de la casa.

Entonces podríamos decir que economía es gestionar la casa y ecología es conocer la casa. 

Claro, si entendemos estas dos palabras, tan sencillas, y las juntamos… Bueno yo hablo de este concepto que las intenta fusionar y poner en común la economía con la ecología, para volver a integrarlas. 

El modelo capitalista

Como muchas veces acabamos asimilando que el modelo capitalista que tenemos ahora mismo, es la economía.

Pero no. ¡La economía es cómo tú gestionas la casa!

Que que puede ser de miles o millones de formas. 

Una, pues la que tenemos ahora. 

Diana:

La financiera capitalista.

Dani:

Claro. 

¡Pero esa es una!

Entonces esto es como cuando decimos que alguien se apropia de un símbolo. Pero la palabra es la palabra. 

Entonces lo que pasa que luego las personas reducimos eso al máximo y acabamos pensando que un Kleenex es una toallita de papel.

No, no lo es. Funciona, porque el lenguaje es así. Es eficiente.

Pero estamos hablando de dos cosas diferentes.

En esa visión que presento, yo digo que hay como tres etapas.

1· Hay una fase de Ecología que es conocer la casa.
Entonces ahí para mí hay como diferentes casas. Si lo simplificáramos mucho, estaríamos hablando de una primera casa que sería nuestro cuerpo.

Con lo cual, un ecologista lo primero que tiene que hacer es conocer la casa, o las diferentes casas que tiene. Entonces sería la primera etapa. 

Oye, primero aprende a gestionar de dentro a fuera: tu cuerpo.

Y ahí entraría lo que tú hablas. La salud, la vida sana…

Y no me voy a meter con la diferenciación cuerpo mente. Porque, al final, eso son etiquetas, una vez más, que tenemos las personas para comunicarnos y entender las cosas.

Pero pero muchas veces, esas etiquetas, aunque definen límites y están bien para que nos comuniquemos, al final complejizan. 

Y la gente acaba viendo que son cosas diferentes y no lo son.

Ahí hay vuelvo al origen del lenguaje. El lenguaje nace hacia afuera, para que podamos apuntar cosas hacia fuera y lugar de decir “grrrrrr, grrrrrr” digamos: manzana!

Y que el otro sepa lo que es. Y sepamos diferenciar una manzana de una pera. 

Es un convenio. Pero que no nos pierdan las etiquetas. Sirven, pero cuidado con ellas.

Entonces, la primera casa que tenemos que aprender a gestionar es nuestro cuerpo.

2· Y pensando en el concepto antropológico, la segunda casa es la familia

Primero te gestionas tú, y luego te gestionas ya en un grupo, porque somos animales sociales.

Y ahí hablaríamos de conocer tu familia.

Ecología de la familia y economía de la familia.

3· Después podríamos espacio la tribu. Y ya cada uno, a la tribu que le ponga el nombre que quiera. Da igual.

Aquí volvemos otra vez a lo mismo, nos volvemos a meter otra vez en temas de filosofía.

El esquema del pensamiento

Como me gusta tanto la etimología pues lo mismo: “Filo” “Sofía”, significa amor por el conocimiento.

Entonces de nuevo, si tú defines esas casas, te vas dando cuenta de que cuando las vas ampliando, no tienen sentido las fronteras.

No me quiero meter en espacios ahora de política, pero sencillamente desde un punto de vista de definición, pues son etiquetas que hemos puesto.

El problema es que esas etiquetas acaban entrando en el en el cerebro, en nuestro cerebro humano, y acaban conformando lo que es un esquema de pensamiento.

¡Y claro, luego ese esquema de pensamiento está limitado a esas etiquetas y le cuesta mucho! 

Es como si nos instaláramos un sistema operativo.

Tú antes me hablabas de la comunidad colaborativa Linux ¿no?

Pues es como si instaláramos en el cerebro un Windows y después quisiéramos cambiar ese Windows por un Linux. 

¡Pues nos cuesta mucho!

Porque, claro, es que llevamos muchos años trabajando con el mismo sistema operativo.

¡Hasta llegamos a pensar que no hay otro sistema operativo!

Entonces simplificando mucho pues eso:

Ecología: conoce tus diferentes casas, tu cuerpo, tu familia, tu tribu, tu país, tu mundo, tu galaxia, tu universo…

Ponle las capas que quieras.

Implementación

Una vez que hagas eso. Pues mi visión es hacerlo de dentro afuera y no de fuera adentro.

Que creo que es uno de los problemas que tenemos en la sociedad a día de hoy. Es que ponemos toda nuestra energía en cambiar el mundo, todo el mundo parece que quiere cambiar el mundo.

Y bueno, cambia tú y el mundo cambiará.

Todo viaje está bien, pero lo importante es que al final pases por tí.

De dentro a fuera o de fuera adentro,como sea. Cada uno que haga su viaje. 

Mis viajes han sido de fuera adentro y yo ahora pienso ¡que viaje más guapo he hecho! 

Pero qué chulo si pudiera hacer hacer también el viaje de dentro afuera.

Como en la vida se viaja mucho, creo que me da tiempo a hacer ese viaje varias veces. De dentro a fuera, de fuera adentro…

Pero creo que uno de los problemas es que veo mucha gente, a sus 50, a sus 60, trabajando muy fuerte. 

Siguiendo ahí en ese esquema capitalista, viendo hacia fuera, luchando por ese éxito.

Y en realidad, están gestionando una casa, puede ser la casa de la empresa, pero luego tienen abandonada la de la familia, tienen abandonada la vida personal…

Y eso les lleva a entrar en incoherencias, en inconsistencias

Ya cada uno, si está a gusto con ello, pues estupendo y problema ninguno. Pero si le rechina, pues algo tendrá que cambiar en la gestión.

Lo único que yo digo es desde el punto de vista de la consciencia ¿vale?

La ecología es: conoce esas casas, sé consciente.

Pasamos a la etapa de la economía y luego ya ahí gestiónalas como quieras.

Habrá gente que querrá dedicarle el 1% de su tiempo a gestionar su cuerpo y el 10% a su familia y el 90% a su empresa. Y es perfecto.

Y otro pues era el 90% a su cuerpo el 1% a su empresa… Y también está bien.

Vuelvo a lo mismo, cada uno que monte el modelo que quiera. Que además creo que es lo divertido de todo esto y lo bonito.

Eficiencia

Creo que precisamente tenemos que ir de esos esquemas pre-planteados, en los que hay un modelo, un rol predefinido, que se entiende como el correcto, el bueno, y todo lo demás es malo.

Diana:

Si, impera bastante.

Además parece como que va cogiendo cada vez más fuerza, que tiene que haber una sola versión válida de las cosas

Dani:

¡Claro! 

Pero si te fijas una vez más, yo, por ejemplo, que trabajo en una empresa de tecnología.

Tecnología digo, conocimiento de las técnicas, por lo tanto toda empresa del mundo, todas las empresas de hoy son tecnológicas.

Porque desde que el mono coge un palo para coger un gusano, pues eso ya es tecnología ¿no?

Es como que al cerebro le gusta simplificar.

El cerebro consume el 30% de la energía. Entonces como es lógico, teniendo el 5% del peso corporal utiliza el 30% de la energía, pues hombre, él intenta ser eficiente y es lógico que intente buscar simplicidades.

Pero fijémonos en el sistema más antiguo que podemos conocer, hablaríamos de biomimesis, que es cuando, para encontrar soluciones buscamos en la naturaleza.

En tecnología, ahora mismo hay una algo que se habla mucho, que es el machine learning. Que es el aprendizaje automático, cómo aprenden las máquinas.

Y yo siempre digo que esto es nuevo, pero que hay un machine learning que lleva billones de años, que se llama planeta Tierra.

Diana:

¡Si, si súper eficiente, súper!

El mejor inversor

Dani:

Y además no tiene prisa, como inversor es maravilloso. ¡El planeta Tierra es el mejor inversor! 

De hecho creo que, como homínidos ¡somos la versión 19!

¡La 19 o la 23! 

El planeta Tierra ha invertido en miles de millones de animales. Unos extinguidos, como los dinosaurios, otros no.

Bueno, a lo que me refiero con esto es que la naturaleza lo que funciona es la biodiversidad.

Biodiversidad

Entonces creo que nos está recordando todo el rato que no cerremos la cabeza, si no que la abramos.

Porque cuando miras la naturaleza, en cualquier palmo que miras, en un árbol, ves como funciona. Puedes ver perfectamente un ejemplo de Economía de una Empresa.

Puedes ver las raíces, como le dan sustento, cómo cogen los nutrientes, puedes ver cómo desarrolla un buen tallo, fuerte, un tronco para poder alcanzar la luz. 

Puedes ver cómo se alimenta por las ramas, cómo diversifica sus fuentes de ingresos, de glucosa, en la fotosíntesis.

Entonces la naturaleza nos lo está enseñando todo el rato. 

Pero como vivimos en un mundo que vamos a toda leche, no nos paramos a mirar la naturaleza

¡Es más!

Parece que encima los humanos…

Verás, yo ahora te estoy hablando desde mi pueblo, Somiedo, que es Parque Natural, Reserva de la Biosfera. 

En mi pueblo hay 3 habitantes y estoy rodeado de Naturaleza.

Pero claro, cuando estoy en Madrid o en San Francisco, lo que veo es miles de personas corriendo por el asfalto. 

Y yo mismo también, porque claro, como humano que soy, pues me subo al tracatrán. Dónde nos perdemos en esas formas de gestionar los tiempos.

Está  el movimiento lento, también. Y todo es válido, pero cuanto más biodiverso, más rico será, más fácil nos será adaptarnos.

Al final, yo creo que eso es la inteligencia.

La inteligencia no es más que una funcionalidad que tenemos instalada para poder sobrevivir y ser felices.

Si cumple eso, estará bien. 

Entonces, ahí es donde está la tercera etapa. 

Por eso yo hablo de la Ecología. Porque ahí ya digo que, desde un punto de vista evolutivo, es tan importante conocer la casa, como gestionar la casa.

Econología y la necesidad de la sociedad actual

Si juntamos esas palabras nos da: gestionar el conocimiento de la casa.

Que es lo que tú estás haciendo, por ejemplo, con tu podcast ¿no?

O sea estás gestionando conocimiento y transmitiéndolo y haciéndolo llegar.

Y ese conocimiento es súper importante. Así que tú estás haciendo econología, tu estás gestionando el conocimiento de la casa.

Diana:

Soy econóloga, entonces.

Dani: 

¡Eres econóloga, claro! ¡Eres una econóloga!

Diana:

Lo voy a añadir a mi curriculum.

Dani:

Ja ja ja ja ja!

Y si le das la vuelta a esas tres palabras, también creo que es importante, que conozcamos los tipos de gestión de la casa.

Entonces fíjate con sólo tres palabras, las combinaciones que podemos hacer.

  1. Ecología: conocer la casa.
  2. Economía: gestionar la casa.
  3. Y Econología: ser capaces de gestionar el conocimiento la casa.

Que además creo que en la sociedad que estamos ahora mismo es lo importante.

Porque fíjate que estamos en un momento en que lo digital, lo intangible… da miedo.

Un poco de historia de la economía

De hecho si pensamos en la economía. Vamos a poner que la economía nace, pongamosle, hace 300 años, con padres como Alan Smith.

Que en realidad no nace ahí, porque al final la economía es gestión de la casa y se gestiona la casa, siempre. Má allá de que le inventemos el nombre y le pongamos la etiqueta. 

Pero cuando se empieza a profundizar académicamente en la economía es desde la Revolución Industrial. 

Entonces empezamos a pensar que la economía es la gestión de la casa desde un punto de vista industrialista, de lo tangible.

Fíjate un ejemplo muy sencillo: si una empresa hoy compra una máquina, esa máquina que compra, en su manera contable, la manera en que hoy se gestiona la contabilidad, oficial y legalmente, eso es una inversión. 

La palabra inversión suena bien la gente. 

Y además es amortizable, lo que quiere decir que cada año puedes destinar eso como si fuera un gasto.

¿Contabilizar lo intangible?

Pero, en cambio, si en lugar de gastar esos 6000 € en una máquina, los invierto en mandar a una persona de mi equipo a que se forme, a que se eduque, que eso no se considera inversión.

¿Por qué?

Bueno, mi punto de vista:

Uno: porque está mal la contabilidad, está vieja, está desfasada

Está basada en un mundo que era físico y ahora vamos hacia un mundo intangible. 

Ambos, por supuesto el físico de siempre, pero ahora aparece también el intangible.

Y esto hay que empezar a medirlo. 

Igual que antes no existían las marcas, no tenían valor. Y ahora todos sabemos que el mayor valor de una gran marca, es la marca.

Nike, como realidad intersubjetiva, es el poder que tiene la propia marca, lo que inspira dentro de nuestras cabezas, o Apple.

Más allá de las fábricas que tenga, o de los trabajadores.

Y eso ya nadie lo discute, se ha tangibilizado y se contabiliza.

Pero el conocimiento, el aprendizaje, la cultura, ese tipo de cosas, yo creo que es fundamental que vayamos aprendiendo a ir hacia allá. 

Que planteemos modelos alternativos de gestión entendiendo que no hay un solo Framework, no hay un solo modelo, que hay todos los que queramos crear. 

Y cuantos más creemos…, pues más bonito es un bosque cuantos más animales tenga.

Y mejor si tiene más tipos de árboles que una plantación de la industria maderera para el pino.

Un ejemplo de Econología

También y más sostenible Dani. Mucho más sostenible siempre.

La naturaleza lo ha demostrado, que es mucho más sostenible la diversidad que la unicidad.

Dani:

¡Claro, porque se autogestiona! 

Y ahí estaríamos hablando de los bosques como otra de esas unidades en sí misma. 

Una unidad de que crea su propio ecosistema, su propia protección. En donde los árboles, incluso tienen el internet de los árboles del que ya estamos hablando. 

Cómo unos árboles son capaces de ayudarse unos a otros. De que pueden pasarse nutrientes, en modelos de solidaridad y de colaboración.

¡Por supuesto también de competición! Pero es una competición sana. El que llega más arriba y coge más sol, coge más clorofila, también va a colaborar con otro, porque no quiere que el otro desaparezca, porque lo necesita y está protegiendo.

Y entonces, juntos, protegen el bosque.

Por ahí irían un poco los tiros.

Como te puedes imaginar, de esto podríamos estar charlando horas.

Diana:

¡Uf! muchas, si.

Tendremos que grabar muchos programas.

Pero bueno has escrito un libro ¿no? y está a punto de ser publicado.

El libro

Si. Yo y Manuel Varela, otro compañero, nos hemos juntado hace un año para poner un poco de orden a todo esto y le hemos dado forma de cuento, por decirlo de alguna manera.

Un cuento en el que, a uno de mis filósofos favoritos, que es Sócrates, lo traemos de vuelta aquí, a Somiedo.

Entonces … Bueno no voy a contarlo. Pero básicamente en ese viaje Sócrates va hablando con varios amigos, con varias personas, y va entrando en este concepto y nos va dando pautas para entender esta globalidad y también, sobre todo, desde ese punto de vista, una vez más, mayéutico.

Por eso me gusta tanto Sócrates y no tanto Aristóteles. 

Porque claro, si pensamos en la evolución también, incluso la de las escuelas, de cómo nos educamos. Pues tu piensa que el sistema educativo que tenemos a día de hoy, es un sistema de método aristotélico.

Yo entreno a los humanos para que repliquen, para que sean robots.

Y es que además a día de hoy ¡es que no tiene sentido!

Porque para eso están las máquinas.

¡Estamos entrenando a los humanos para que sean máquinas y a las máquinas para que sea humanos!

Diana:

¡Es verdad, es verdad. Es absolutamente cierto!

Dani:

No se quien ha fumado algo raro, pero algo ha fumado. 

Porque las máquinas son buenas en lo que son. En repetir. Las puedes programar, ejecutar…

Y el humano en lo que es, en la creatividad, en unir puntos, en salirse de la línea.

El programa del ser humano

¡Pero claro! En los sistemas educativos de los que venimos, es todo lo contrario. Generamos humanos con rigideces mentales, con frameworks, con infraestructuras que no les permiten flexibilizar, cambiar, cambiar de paradigma.

Venimos con sistemas que nos dictan: esto es lo correcto y esto lo incorrecto, esto tiene que ser así. 

Y ¡Uf! Luego cambiar genera muchísimo sufrimiento.

¡Claro, Te han instalado ese sistema operativo! Y ahora tienes que ir tú y cambiártelo.

Pues a veces da ganas de decir: “Pues oye, mira yo no me lo cambio. Vengo con este de serie, pues hasta que acabe.”

Yo digo que el capitalismo nace con la agricultura, no con Adam Smith. O sea, la economía existe per se, le pongamos nombre o no. Igual que existen las flores, que todavía no conocemos, en el Amazonas. 

¡Y no porque no le pongamos nombre esa flor no existe! 

Y por eso no descubrimos América y cosas de estas.

¡Les ponemos nombre!

Bueno este tipo de cosas del lenguaje. Pero que están ahí.

¡Y entonces como están ahí, pues nos lo acabamos creyendo. Y entonces, hay gente que se acaba creyendo que somos los descubridores de algo!

Que no, que esto ya estaba ahí, solo le has puesto nombre.

El paradigma económico actual

Pero si tú piensas en la agricultura, por ejemplo, desde el punto de vista del homosapiens, hace 250.000 años, hace 10.000, que sería cuando parece ser que empieza la agricultura.

Yo creo que ahí es donde realmente cambia desde el punto de vista de la economía.

Hay un libro ahora está muy de moda que es “Sapiens” de Harari que lo explica bien. Pero es muy fácil de entender en realidad.

Si no hay propiedad y somos una tribu que vamos por el bosque recolectando y cazando y no nos apegamos  a un sitio, pues claro cuando ya de repente empezamos a construir una vida sedentaria… 

Yo me imagino que alguien de innovación diría: “¡Oye, voy a hacer experimentos con la caca!”.

Yo me lo imagino así ¿eh? es un cuento que siempre cuento.

Y el jefe de la tribu diría: “Pero oye, tenemos aquí al de I+D que está loco, porque anda haciendo experimentos con la caca… ¿lo dejamos o qué hacemos con él?”

Pues alguien iría de la tribu y le diría: “¿Qué haces?

“Pues mira estoy secando diferentes cacas y poniéndoles semillas.” 

Claro, y él no entendería que es materia orgánica y que la materia orgánica viene muy bien para que la semilla crezca, pero oye, por observación, por pruebas…

Vamos a pensar que ese loco revoluciona la tribu.

Y esa tribu, que a lo mejor eran 50 personas, gracias a ese loco, que observó que una semilla, una caca, hace crecer algo, crea una tecnología para su tribu que permite que pase de 50 a 500 o a 5.000 miembros.

Y entonces ya a partir de ese cambio tecnológico, es que hablamos hoy de Internet y hablamos un montón de cosas. 

Pero a mi ese me parece el cambio tecnológico más potente de la era del hombre.

¡Cambia todo! Porque ya partir de ahí nace la propiedad, nace quien gestiona el excedente, nace quien tiene el grano, nace la protección.

Porque claro, luego vendrá otra tribu por ahí y dirá: “Oye, cojo esto.”

Y tú dirás: “Oye perdona, pero es que estos campos son míos”

Y la otra tribu dirá: “¿Mío, qué significa esa palabra? Yo no la conozco! jejeje.

Bueno ahí hay un viaje.

Yo creo que muy bonito y que, como te digo, creo que lo podemos recuperar desde leer la historia, desde conectarnos con la naturaleza e intentar volver al origen. Sin olvidar que estamos en el año en el que estamos, que todo va muy deprisa.

Pero creo que las dos cosas pueden ser compatibles.

¿Es difícil? Sí.

Sí porque implica que tengas un pie cada sitio.

DIana:

Siempre es bueno tener la vista puesta en el camino recorrido para aprender de él, sobre todo. 

Para comprenderlo mejor y aprender de él y no repetir errores, o los mínimos…

Dani:

Claro, Y ahí estaríamos hablando de eso, de la gestión del conocimiento de la casa. Que antes sería pintando en Altamira, hoy será utilizando Google Drive o haciendo un podcast y mañana será como sea.

Pero al final es: como los humanos somos capaces de colaborar como tribu por el bien común. 

Y entender ya, que el bien común no es mi casa, no es mi fábrica.

Si lo tiro al río ¡es que el río es mi casa! 

Es que la montaña es mi casa, es que el planeta Tierra es mi casa.

Diana:

Pues muchísimas gracias por haber compartido con nosotros esta visión que has reflejado en este libro que habéis escrito tu compañero Manuel Varela. Que está a punto de salir.

¡Dinos dónde se va a poder comprar!

Canales de distribución

Dani:

Pues mira, lo saca la editorial Empresa Activa.

Es un experimento que más hemos intentado hacer super extremo. Porque hemos ido con la Editorial Urano. 

Empresa Activa son estos famosos libros amarillos, que compramos, los que trabajamos en empresa, en los aeropuertos, para subirnos al avión y que nos dan recetas sobre gestión.

Como este libro muy famoso: “Quien ha robado mi queso”, o cosas así.

Y nosotros pues lo que más queremos intentar es precisamente eso, llegar a la empresa. 

Porque sí que creemos que el cambio del futuro pasa por las empresas, absolutamente. Por eso es que queríamos divulgarlo directamente en ese sector..

Bueno, además yo soy empresario y nos interesaba también llevar esta visión al mundo empresarial, porque creo que la empresa es una unidad, una de esas casas, una de esas tribus, donde podemos generar un cambio, de una manera súper ágil y súper responsable.

Que si yo en mi empresa mañana digo que nos vamos a negar a seguir consumiendo plástico, no necesitamos que ninguna normativa nos motive. Vale con que nosotros nos motivemos.

Como eso que se dice de que el cambio va del individuo a la tribu.

Por eso hemos elegido ir por un camino que a lo mejor es un poco extraño.

Habrá gente seguramente se encontrará preguntándose: “¿Oye qué hace este libro, Sócrates y la Econología en una línea de empresa? 

Bueno pues porque, precisamente, lo que nos gusta es esa biodersidad. 

Cruzar fronteras porque si no siempre acabaremos leyendo lo mismo y teniendo ese es efecto de que estás leyendo y dices: ”Si, si, estoy totalmente de acuerdo con esto.”

¡Pero entonces no cambias! 

Yo creo que el reto es el contrario, es eso que te remueve.

Diana:

“Sócrates y la econología” de Dani Suárez  y Manuel Varela. Lo puedes encontrar a partir de octubre en librerías ¿no?

Dani:

Si, en librerías, imagino que también en Amazon, la versión digital.

Conceptos adyacentes

Diana:

Y bueno, aprovecho para recordar que una unidad familiar, una casa, cualquier casa, es una una empresa también.

Dani:

Claro, claro. Tal cual, de hecho si nos pusiéramos con la palabra empresa y volviéramos después, entenderíamos que es proyecto.

Con lo cual, una empresa es un proyecto, tal cual. Además creo que se puede aprender mucho las unas de las otras.

Diana:

Sí. Sí sí.

Y también quisiera aprovechar para animar a las personas que estén escuchando esto a… 

¡A emprender!

A tirar para adelante su propia empresa vital. Su propia empresa de vida. Su propia visión y defenderla frente al mundo.

Que es importante y necesario también.

Dani:

Totalmente. Yo creo que sí. Y además es una de las cosas más bonitas, porque al final necesitamos de todos, necesitamos la diversidad, pero también necesitamos gente que se atreva, que haga su propio viaje y que haga su viaje vital, allá dónde le lleve, porque sea lo que le apetezca. Independientemente de las resistencias que encuentre.

Al final eso es emprender. Es empezar tu viaje y saltar cada muro que te pongan porque quieres ir hacia ese Ítaca.

Diana:

Pues bien muchas gracias Dani, en mi nombre y en el nombre de todas las personas que están escuchando ahora

Dani:

Pues nada, un gustazo. Os seguiré escuchando y mucha suerte con vuestro proyecto también. 

Que hacen falta más econólogas y más gente que cree y que comparta conocimiento.

Conclusión

Acabas de escuchar un abordaje de la economía tremendamente actual y dinámico, a la vez que retrógrado ¡Porque viene de Sócrates!

Tal vez sea el enfoque más realista y sostenible que se le puede dar a la economía.

¿No crees?

Porque si hemos de gestionar nuestros bienes ¿cómo es que lo estamos haciendo tan mal? 

¿Cómo es que permitimos que los bienes que produce nuestra casa, para mantener la vida de los millones de seres vivos con los que la compartimos, sean expoliados de forma recurrente por solamente nuestra especie?

Sin medida, sin tener en cuenta la capacidad que tiene de auto-regenerarse.

Sin tener en cuenta a los demás habitantes de este hermoso planeta Tierra.

¿Qué está pasando que hemos desatendido las labores más importantes de nuestra especie?

Creo que estamos necesitando urgentemente generar nuevas filosofías que nos ayuden a comprender desde los patrones mentales, que el equilibrio es un asunto de vida o muerte y que nosotros somos un actor más en este planeta, pero no el único.

Filosofías que nos ayuden a comprender que no podemos poner en peligro el equilibrio y la diversidad terrestres, sin poner en peligro nuestra propia existencia.

Y sobre todo necesitamos urgentemente personas como Dani, comprometidas con la vida y con la economía actual, que sean capaces y se atrevan a implementar cambios.

Encontrar filosofías económicas que nos ayuden a integrar la economía en nuestras vidas de forma “ecológica”, de forma orgánica y protocolos de actuación que nos permitan implementar una forma de vida afín a esta visión, es de vital importancia para nuestra especie.

Y no podemos demorarnos mucho.

Por eso te animo a entrar en acción. Dejar de trabajar según los patrones que “otros” te imponen y atreverte a implementar los tuyos propios. Afines a tu ética, a tu elevada visión de la vida y de tu especie.

Enlaces

Para acceder a todos los episodios sobre economía del podcast Vida en Salud haz clic aquí

Vídeo en el canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCaj36Z7bEqdW9SEy2tbeJeg?sub_confirmation=1

Agradecimientos

Muchas gracias por escucharme. Gracias por participar. Gracias por tus comentarios y sugerencias. Gracias por estar dándole sentido a Vida en Salud.

Gracias también a Kitflus por la cesión de las melodías del programa.

Y gracias a Dani por su aportación en este episodio.

Ofrecimientos

¿Te gustaría recibir un aviso en tu correo electrónico cada vez que publique un nuevo episodio? Pues suscríbete en: vidaensalud.es/suscripcion

Si quieres apoyar al podcast para que pueda tener una larga vida y aportar cada vez mejores contenidos, hazte mecenas en patreon.com/dianavaleria.

Despedida

Nos reencontramos hablando con el Dr. Miquel Samarra sobre adelgazar desde una mirada integrativa.

Nos reencontramos hablando sobre cómo se forma nuestra microbiota.

Recuerda que si cedes tu responsabilidad, también estás renunciando a tus derechos y a tu libertad de elección.

Que pases muy buenos días y excelentes noches.

¡Hasta la próxima!

Descarga

Si quieres descargarte la transcripción de este audio haz clic en el siguiente enlace:

Episodio 56. Sócrates y la Econología.pdf

Deja un comentario

Conectate con el podcast en las redes

Solo falta un paso,

Confirmar tu suscripción

Revisa tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te hemos enviado un E-mail a la dirección que nos has facilitado.

Si no lo ves, revisa la bandeja de correo spam, o no deseado. Como te lo he enviado desde una herramienta de email marketing, tal vez haya ido a parar allí y tengas que rescatarlo.

Para confirmar tu suscripción, pulsa el botón naranja.

Entonces llegarás a la página en que recibirás la bienvenida a «las entrañas» de Vida en Salud y ahí te explicaré con detalle de qué se trata.

Te recomiendo que te reserves un momento de tranquilidad para poder leer tranquilamente la información que te he dejado ahí.

Y si no me he explicado suficiente bien y te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es para cualquier consulta sobre tu suscripción.

¿Quieres mantenerte en contacto?

¿… Y recibir lo más exclusivo de Vida en Salud en tu correo?

Responsable: Diana Valeria Párraga López. Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello) Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.