Comparte este episodio con tus amistades

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Introducción 

Ortrud es médico de familia. Se ha formado en Alemania, Reino Unido y Canadá y durante muchos años ha estado asistiendo partos, partos respetados, partos que empoderan a las mujeres para que ellas tengan libertad de decisión, libertad de movimiento, absoluta libertad, hasta dónde se puede y es seguro en ese parto.

Hoy nos explica qué tipo de apoyo recibe una mujer que opta por lo que se conoce como parto humanizado, parto natural, parto respetuoso o respetado, parto sin violencia, parto con amor, incluso, parto con placer o parto orgásmico. En definitiva, un parto que empodera a las mujeres. Y esto es un parto informado y consciente.

Bienvenida y presentación

Te doy la bienvenida al Podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira a llevar una vida saludable. 

Esta propuesta es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

Declaración de intenciones

Nosotros apostamos por una visión de la salud en que tú eres el protagonista. Protagonista de tu salud y de tu vida. Y esto te convierte en la persona más adecuada para cuidar de ti y nadie más que tú puede ser responsable de tu salud.

Y por esto hemos decidido ofrecerte información, conocimiento, inspiración y motivación que te acerquen a tener la capacidad de tomar las decisiones más acertadas sobre tu salud y la de quienes dependen de ti.

Entendemos la salud desde un punto de vista muy amplio. Así que no te extrañe encontrar por aquí información sobre los muchos aspectos que afectan a la vida y que no se suelen vincular con la salud, aunque, para nosotros, sí que lo están.

El papel de los profesionales en un Parto Respetuoso

Las comadronas y nosotras, médicos y médicas, más que nada, vigilamos que la fisiología del parto se guardará.

Quiere decir que está dentro de los márgenes de la normalidad y le la fisiología natural.

Es una visión y un enfoque diferente. 

Cuando vas al hospital vas a la casa del médico, por tanto estás fuera de tu casa y fuera de tu poner. Quién toma las decisiones son las comadronas y el médico.

Cuando estás en tu casa, es tu casa. Y el médico, o la comadrona, o la profesional. Porque, de hecho, el profesional adecuado en domicilio es la comadrona. 

El profesional tiene que adaptarse a las realidades, a las formas, a los olores, a los requisitos y recursos que tiene la mujer y que utiliza para ella misma para estar en su mejor momento.

Esta es una diferencia fundamental y a para llegar donde he llegado, he tenido que desaprender mucho de lo que aprendí en la universidad. Porque la formación del médico, habitualmente, es para actuar.

Y el arte, en la asistencia del parto, es precisamente estar en la máxima presencia sin tener que actuar, sino guiar a la mujer y ayudarla para que ella vea exactamente qué más puede dar de ella. 

Como para relajarse, para abrir mejor, para empujar de otra manera, para que el bebé nazca con total normalidad y sano ¡y muy despierto! 

Esto para mí es el fundamento de la asistencia al Parto Respetado, del Parto Natural.  

El parto en que el bebé es acogido en un ambiente que le espera con amor, un Parto Humanizado.

Cuando cambias el cóctel de las hormonas hacia la recepción, hacia la aceptación, las hormonas que se liberan, más que nada, son las hormonas que forman parte del cóctel de la felicidad. 

Michel Odent (1)* habla de esto en un libro excepcional, y me gustó mucho su investigación en que revela que la serotonina, que la oxitocina, que la endorfina son las hormonas que hacen la autopista hacia el amor.

Por tanto la actividad de la mujer después de ver a su bebé como parte suya y de recibirlo con amor, depende mucho de cómo ella llega a conocerlo.

Y por tanto, para mí es fundamental para el nacimiento y también para el acompañamiento, para andar un camino hacia la creación de una medicina más respetuosa, hacia una humanidad más humana, para mí es fundamental que los que vienen detrás de nosotros sean recibidos desde el amor y no sólo con toda la tecnología.

La seguridad del parto es importante. Un parto seguro es un parto que tiene como respaldo la aceptación por los hospitales, una buena colaboración con instituciones que tengan recursos tecnológicos, ya que en casa no disponemos de todos.

Pero en los estudios recientes, incluso de Australia y otros países del planeta, sale que es igual de seguro, incluso un primer parto, en domicilio que en un hospital.

Y esto realmente a nos hace cuestionar muchas de nuestras actuaciones.

Como médicos tenemos que revisar nuestros protocolos en favor del empoderamiento de la mujer, en favor del nacimiento de unos bebés que de desde un principio reciben el amor de su madre y de su padre, que están presentes en cada momento. Y en favor de nosotros mismos, porque asistir un parto en estas condiciones, realmente es un regalo de la vida misma.

O sea: el reembolso de nuestros trabajos, sería mínimo, si lo valoráramos por horas, sería mínimo. Teniendo en cuenta. todas las horas que estamos de guardia, que estamos en la buena espera. Que una persona tal vez ya está en casa con la familia con la mujer con el bebé y la otra persona está esperando a que le llamen cuando se le necesita.

Son muchas semanas, muchas horas, muchas noches, navidades, fiestas, vacaciones.

Pero quien ha asistido partos naturales de forma respetuosa y ha trabajado en equipos que siempre llegan a la armonía de la colaboración entre la comadrona —qué es la especialista del parto en domicilio— y otras partes del equipo, que pueden ser la pediatra, la ginecóloga, yo que soy médico de familia, doulas, otras personas, mujeres habitualmente, pero también hay hombres súper valientes y súper buenos que se dedican a esto a tutiplén.

Quién ha podido colaborar y luchar por la armonía, en colaboración con los miembros del equipo, sabe que el premio es un bebé sano, una familia sana y feliz.

Y mirando hacia atrás veo que tenemos muchas menos separaciones de las familias, tenemos muchos más meses de lactancia materna a demanda, tenemos menos patologías, tenemos activación de los recursos de la mujer.

Y esto me hace estar muy contenta con mi trabajo, con las muchas noches en la buena espera. Y a veces, esto, ni la familia ni los amigos, lo comprenden.

Ahora tengo encima mío un gato, y Michel Odent ha hecho un estudio sobre la presencia de gatos en los partos.

Relajan y, por tanto, hay un mejor fluidez, los bebés nacen más sanos porque la mujer está más calmada y tranquila. Por lo tanto, con más facilidad para abrir el cuello uterino, que es lo que necesita hacer.

Hay una relación entre un buen parto y una comadrona que hace tricoteo, porque la comadrona está tranquila y contenta. La mujer ve la cara de una comadrona que está relajada y por tanto se relaja con más facilidad 

¿Dónde es más seguro el parto, en casa o en el hospital?

Los estudios recientes realmente están hablando de que si tenemos a mujeres y familias con bajo riesgo, tanto económicamente, como socialmente, como físicamente, los partos asistidos de forma natural tienen igual o mayor índice de supervivencia que los partos monitorizados en un hospital.

Pero no solamente esto si no que también da bebés más sanos, mujeres más sanas.

Acabo de recibir unos estudios hechos por unas mujeres en Australia, que han valorado un número importante de mujeres y éste pone de manifiesto lo mismo que otro estudio que hicieron unas comadronas en Holanda: que el segundo parto es igual o más seguro en un domicilio que en un hospital

Este estudio ya se presentó a la OMS hace años, y lo sabíamos todos.

En Barcelona se está haciendo una recolección de datos de mujeres que paren en casa, de bebés que nacen en casa y parece favorable en este mismo sentido, que apuntan los estudios de Australia y de Holanda también.

Y no me sorprende porque la profesionales que trabajamos con partos en domicilio somos profesionales con una formación extra para respetar la fisiología del nacimiento y del parto, las dos cosas. Están súper bien preparadas y altamente motivadas.

Y este es un factor importante que disminuye muchos riesgos. Y las mujeres que optan por un parto activo,  en el que ellas deciden, también tienen otra motivación, tienen otra colaboración. 

Y la clave está en la preparación hacia el parto. Quiere decir que las mujeres y las familias conocen. 

Conocen el lugar, saben dónde cada persona tiene su bloqueo, su parte difícil. Lo han trabajado en los muchas, o pocos, encuentros durante el embarazo, dependiendo, tanto a nivel psicológico, como a nivel emocional, como a nivel físico, para liberar los caminos antes del momento del parto y el nacimiento. 

Quienes atendemos partos domésticos, partos familiares, hacen un trabajo que dura casi la totalidad del embarazo y posteriormente también. Dependiendo de cuando nos contacta la mujer, pero nos contactan al principio del embarazo es fantástico. 

Nos encontramos en forma regular, sobre todo para contrastar las opiniones de personas que miran a la embarazada desde el miedo. Traducimos a los valores de la analítica de sangre y también de las señales que envía el cuerpo. Explicamos  qué es lo que hay, qué está pasando y de esta manera la mujer participa activamente en su propio cuerpo, en la salud, en las decisiones que hay que tomar. Ofrecemos todo tipo de control.

Una mujer que pare en casa con la asistencia de un equipo como el vuestro sabe, incluso siendo primeriza, más o menos a que se enfrenta. Nunca lo sabrá si es su primer parto, pero sabe cómo y cuándo empujar, sabe qué le está pasando en cada momento.

La mayor parte del trabajo es quitar miedos. De todo lo que hago, el día y la noche, lo más importante es quitar miedos.

Explicar lo que pasa, hacer participar en las decisiones que se tienen que tomar y siempre estar abierto a todas las posibilidades que tenemos, para que salga todo bien. Tanto para la familia, como para el bebé que tiene que nacer, que es el centro de nuestra atención, como para nosotras, también. 

O sea nosotras estamos contentas cuando todo ha salido bien.

¿Y qué piensas de la oxitocina en vena y de la epidural, que son prácticas que se llevan a cabo de forma protocolaria y sistemática en un hospital? 

La epidural es una tècnica excelente de última generación. O sea, en este país existe solamente hace unos 30 años más o menos.

Es una técnica excelente para la mujer que lo necesita. Ahora bien, un estudio, en el Instituto Karolinska en Suecia, ha relacionado que los bebés que nacen con epidural, luego van a ser jóvenes y adultos más inclinados a tomar droga, cuando su parto ha sido drogado, por decirlo así. Suena muy crudo y en el estudio es mucho más fino, pero básicamente viene a decir esto.

Quiere decir que, como cualquier medicación, intentamos evitarla siempre y cuando se puede y cuando la mujer está dispuesta a aceptar otras maneras de transformar el dolor en amor. Que es el trabajo principal de la mujer y de la comadrona que le acompaña.

La oxitocina es un medicamento que emula las propias hormonas del organismo y se administra de forma regular cuando se ha dado la epidural, casi  siempre. Porque la epidural baja el nivel de las contracciones. Quiere decir ni son tan frecuentes ni tan fuertes. El cuerpo se duerme y no puede producir contracciones.

Y portando necesitamos este medicamento si tenemos otras intervenciones. Si no las tenemos, hay muchas maneras estimular el parto de forma natural, para que la mujer tenga más oxitocina y por tanto se le acentúan y se hacen más fuertes sus contracciones.

Nuevamente, si fuera necesario, absolutamente y solamente.

Por ejemplo la influencia de la luz es muy importante. para que la mujer tenga más o menos oxitocina. La presencia de la luz frena a la excreción, la disponibilidad de la oxitocina en la sangre. Entrar en una situación de emergencia frena a la excreción, es decir, la disponibilidad de oxitocina en sangre. 

Esto es el equilibrio hormonal, que está estudiado desde hace mucho tiempo. Y sabemos que cuanta más naturalidad, cuanta menos luz, cuantas menos interferencias, cuantas menos personas haya presentes, más genera un ambiente que le permite a la mujer ir a su ritmo, estar en su lugar y a su manera, y más oxitocina hay en esta mujer.

Por tanto el parto tiene lo que justamente necesita para que nazca este bebé en la mayoría de casos, si no es así, para eso están las comadronas y el personal sanitario.

Como para reconocer el límite y por tanto disponer de esta hormona que es excelente, también en ampollas. Para, en un momento en que la mujer se ha cansado mucho por otras causas, ayudarle con una inyección muscular, o endovenosa  las parturientas. 

O sea que en casa también lo puedes hacer.

Que llevamos todos los medicamentos que se utilizan para los partos a domicilio. Igualmente es muy excepcional que se les tenga que administrar.

Vuelvo a decir que hay muchas maneras de estimular la presencia de la oxitocina en la mujer y agotamos primero, casi siempre, todas las demás maneras, caminos, recursos, para que la mujer tenga unas contracciones que no le superen. Porque un exceso de oxitocina: 

Tiene efectos secundarios a largo plazo, estudiados por el mismo Michelle Odent

A menudo son contracciones que le superan y limitan su posibilidad de respirar, de compensar, de transformar, y por tanto tenemos que ir con muchísimo cuidado.

¿Y qué hay del parto orgásmico?

Otra cosa que quisiera que nos contarás, porque hay un algo que lo se habla mucho también, que es el parto orgásmico.

Si. El primer ginecólogo, hombre, que lo presentó en un congreso de Atenas, hace más de 20 años y tenía vídeos.

Y estos vídeos dieron la vuelta al mundo.

Yo he conocido mujeres que han podido vivir un orgasmo durante el trabajo de parto, en el expulsivo, y la verdad es que han sido momentos en que todo el mundo se vuelca hacia adentro, para permitir a la mujer vivir el orgasmo en toda su plenitud, que pueda vivir de la forma más pletórica la salida de su bebé. 

Es posible, lo fomentamos, invitamos a la mujer de transformar el dolor en amor y en placer.

Hay mujeres que lo buscan, que lo preguntan. La gran mayoría de mujeres lo encuentra y se alegran. Y, a veces, lo comparten con nosotras.

Es una un regalo más además del parto seguro, el parto sano, el parto que nos pone a todos felices y contentos, el parto placentero.

Eso es algo que algunas mujeres logran y es una maravilla, es un «bonustrack».

Pero está muy bien, es una de las posibilidades que tienen las mujeres en las situaciones que menos te lo esperas.

Y ya para terminar.

Consejos para tu primer parto

¿Tu que le dirías a una chica que está embarazada y va a enfrentarse a su primer parto y no ha decidido todavía qué va a hacer, pero está condicionado?

Lo más importante para mí es donde ella se siente mejor atendida, más segura y más en armonía con su forma de vivir, con su forma de ser y con la  profesional, o las profesionales, que lleva conociendo y busque su camino, busque su lugar. Y hasta entonces, yo le voy a dar toda la información necesaria para que ella pueda elegir libremente.

Para mí uno de los logros más importantes de nuestros tiempos, es la posibilidad de la libertad. Libertad de elección, libertad de movimiento, libertad para la nujer de tomar decisiones, por encima de todo y de todos a su alrededor.

Y luego encontrar la persona adecuada para tener un parto natural y seguro, que busque busque el equipo, la persona que le pueda acompañar en este camino.

Porque para mí es importante su decisión. es importante también la valoración y el beneplácito de la persona que le acompañe este parto.

Para mí es muy importante que exista una compenetración, una confianza, un aire que permite que todos estén como con las decisiones que se vayan tomando, tanto a nivel fisiológico, físico, médico, emocional, mental y espiritual.

Para mí es muy importante que la mujer sienta que sus deseos, sean los que sean, son, como mínimo, escuchados y que si no se pueden cumplir, reciba una muy buena respuesta del porqué no puede ser una cosa o la otra.

Enlaces

Para descargarte el archivo PDF de la transcripción de este audio, haz clic aquí

(1)* Michel Odent en Wikipedia

Haz clic en este texto para ver la bibliografía de Michel Odent en Amazon

Agradecimientos

Muchas gracias por escucharme. Gracias por participar. Gracias por tus comentarios y sugerencias. Gracias por tus likes, gracias por estar compartiendo los episodios. Gracias por estar dándole sentido a Vida en Salud.

Gracias a Ortrud por el conocimiento que ha compartido con nosotros y por todos los años de asistencia a mujeres que han querido recibir a sus hijos con un abrazo más humano y menos tecnológico, mediante un parto más empoderado y más respetuoso.

Gracias también a Kitflus por la cesión de las melodías del programa.

Peticiones

¿Te gustaría mantenerte en contacto con las novedades de Vida en Salud? Pues suscríbete en: vidaensalud.es/suscripcion

Si quieres apoyar al podcast para que pueda tener una larga vida y aportar cada vez mejores contenidos, hazte mecenas en patreon.com/dianavaleria.

Nos reencontramos hablando con una persona muy especial para mi, porque es el máximo responsable de que hoy puedas estar siguiendo este programa.

Y no te olvides de mantener la consciencia de que si cedes tu responsabilidad, estás renunciando a tus derechos y a tu libertad.

Despedida

Que pases muy buenos días y excelentes noches. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Conectate con el podcast en las redes

Solo falta un paso,

Confirmar tu suscripción

Revisa tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te hemos enviado un E-mail a la dirección que nos has facilitado.

Si no lo ves, revisa la bandeja de correo spam, o no deseado. Como te lo he enviado desde una herramienta de email marketing, tal vez haya ido a parar allí y tengas que rescatarlo.

Para confirmar tu suscripción, pulsa el botón naranja.

Entonces llegarás a la página en que recibirás la bienvenida a «las entrañas» de Vida en Salud y ahí te explicaré con detalle de qué se trata.

Te recomiendo que te reserves un momento de tranquilidad para poder leer tranquilamente la información que te he dejado ahí.

Y si no me he explicado suficiente bien y te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es para cualquier consulta sobre tu suscripción.

¿Quieres mantenerte en contacto?

¿… Y recibir lo más exclusivo de Vida en Salud en tu correo?

Responsable: Diana Valeria Párraga López. Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello) Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.