Rudolf Steiner

87. Hablamos de Rudolf Steiner, con Carlos González

Oscar es experto en Rudolf Steiner porque hizo su tesis doctoral sobre este gran filósofo y nos habla de Steiner como si fuera un amigo de la infancia.

Saltó un vídeo en que el biomédico Tom Cowan hablaba de la posibilidad de que el virus con el que nos están intentando aterrorizar, dominar y acosar hasta límites que no hubiéramos podido sospechar nunca, en realidad sea una reacción a la excesiva radiación electromagnética.

Es decir que fue el primer investigador del  que tenemos conocimiento que apuntó a que las frecuencias que se empezaban a emitir a la atmósfera tenían un efecto epidémico sobre la salud de las personas.

Por eso hemos querido empezar a observar también en este sentido.

Tal vez Oscar, con su conocimiento de Rudolf Steiner, nos aporte algún dato que nos ayude a ligar cabos sueltos en la comprensión de una realidad que sabemos es amplia y compleja.

Cómo llegó Oscar a dedicar su tesis a Rudolf Steiner

Pues como filósofo empezó a dar clases de filosofía en el instituto y se tropezó con una propaganda de la formación de profesores Waldorf. Sentía que no acababa de poder transmitir todo lo que le gustaría a los chavales de su clase y se animó a tomar la formación como educador Waldorf.

Así se acercó a Rudolf Steiner y teniendo un trabajo fijo se decidió a hacer el doctorado.

Escogió a Steiner para su tesis por proximidad, pero también por meter un «caballo de trolla» en la academia, que no tiene demasiado aceptados los contactos de Steiner con el esoterismo (teosofía de Mme. Blavatsky, etc..).

Dificultades para hacer la tesis

Le costó encontrar a quien le hiciera de tutor de la tesis y también le costó encontrar a examinadores.

Por eso, por la antipatía de la academia hacia Rudof Steiner, que es un filósofo proscrito.

Porque la filosofía, igual que otras facultades de estudios universidades, también tiene figuras proscritas.

Los contactos de Steiner con la Teosofía hicieron que la academia lo alejara cada vez más y al final decidió dejar de lado la filosofía y volcarse en la teosofía.

 

Aunque el esoterismo, en la época de Steiner era entendido como una forma de arte, no fue para nada acogido por la academia.

Oscar considera que la pedagogía Waldorf no se ha integrado con al época actual, como atascada en unos preceptos que no pertenecen a las circunstancias en que se da.

Esto y el hecho que tiene un precio elevado hace que la sienta como una educación al servicio de las élites.

A pesar de ser Steiner un filósofo que abogaba por la espontaneidad y el comportamiento natural, hasta orgánico, la Sociedad Antroposófica ha puesto muchas trabas a su trabajo. Ha recibido más apoyo por parte de la Academia que de la Sociedad Antroposófica.

Predicciones de Steiner

De todas formas él predijo que esto pasaría, que la Antorpología iba a ser enquistada como un conocimiento estático.

Dijo en una intervención pública que si el hombre volvía a entrar en un conflicto bélico la humanidad iba a «ajimanizarse», esto es automatizarse, automatizar el aspecto humano del ser.

Estarás de acuerdo con nosotros en que por el  momento, parece que esto se viene cumpliendo.

Y por esto mismo sabía que el conocimiento, en lugar de servir como inspiración y sedimento para la estructuración de nuevas visiones iba a ser petrificado como verdad única, tal como está sucediendo.

La visión de Rudolf Steiner sobre las radiofrecuencias

Efectivamente observó que las frecuencias emitidas por los cables de la electricidad parecían afectar al ser humano.

A estas energías que empezaban a convivir con nosotros y que eran fruto de la transformación por parte del hombre de las energías de la naturaleza, las llamó los éteres caídos.

Y muy pronto se dio cuenta de que esto no era algo que le preocupara a la gente.

La promesa de un futuro tecnológico era demasiado atractiva como para escuchar sus advertencias.

Así fue como predijo que la tecnología se implantaría al precio que estamos pagando ahora.

Epidemias de cáncer, enfermedades degenerativas y autoinmunes nos invaden por todos los rincones del planeta y pudimos evitarlo entonces.

Rechazar los beneficios de la tecnología

La cuestión no es: tecnología sí o tecnología no.

La cuestión es qué tipo de tecnología implementamos. 

La cuestión es que seamos rigurosos y nosotros mismos, la población, nos aseguremos de que estamos usando una tecnología segura, que mantenga nuestra vida en estado de salud, que no nos produzca sufrimientos innecesarios.

Que esté a nuestro servicio, y no que nosotros estemos al  servicio de ella.

Que su implementación no suponga un gasto tan exagerado que tengamos que prescindir de recursos básicos importantes para poder finananciarla.

La amenaza actual inminente

El 5G es una emisión de un repetidor que emite una frecuencia de 50Ghz.

Nos explican los neurobiólogos y los físicos orgánicos que 50Ghz. es la frecuencia a la que cicla la hemoglobina, que es la molécula que atrapa el oxígeno y lo transporta por la sangre hasta la célula.

Es una frecuencia muy fina y muy sensible, no puede atravesar las paredes porque cualquier obstáculo la dispersa.

Por eso la tecnología 5G requiere de que todo el cielo se llene de satélites a fin de mantenernos conectados en todo momento.

Al interferir esta frecuencia en los ciclos de la emoglobina secuestra el oxígeno y no permite que éste sea absobido en ella, y la consecuencia de esto es que nos falta oxígeno y nos asfixiamos.

¿Te suena de algo esto?

¿Has oído decir que el CoVid hace esto mismo?

Transmutadores de energías

Una de las cosas que decía Steiner es que el ser humano está aquí para transmutar las energías.

Por eso no insistió demasiado en que la electricidad tenía efectos negativos y producía pandemias, sino que llegó rápidamente a la conclusión de que, como somos transmutadores, nuestra función era la de transmutar esta toxémia energética.

El cielo y el infierno, cristo y el diablo

Rudolf Steiner habla mucho de Jesucristony en una ocasión dijo que eso que llamamos Cristo no es otra cosa que el equilibrio entre lo luciférico —los paraísos— y lo ajimánico —los mecanismos de control—.

Estamos condenados a movernos entre dos males y esos dos males son el extremo.

Y lo que hace a un ser humanos ser un ser humano es precisamente ir de un mal, a otro mal.
Equilibrar un mal con otro mal.

Somos como vacunas andantes.
Necesitamos una especie de centro, y ese centro sólo se puede conseguir abrazando al enemigo, pero no pra tener orgasmos de amor, sino para cambiar con él.

Evolucionar con los tiempos

Steeve Jobs, el CEO y fundador de APPLE Computers, era un gran seguidor de Paramahansa Yogananda, y su voluntad post mortem fue la de regalar a la gente que fue a su entierro el libro de su maestro «Autobiografía de un Yogui».

La pregunta es qué hubiera pasado si la Antroposofía hubiera tenido la altitud de miras de unirse al enemigo y lo hubiera podido cambiar desde dentro.

O al capitalismo, o al fascismo…

Porque al final Steiner se quedó en Suiza, un lugar muy bonito, y Oscar piensa que no pudo cambiar nada.

Yo discrepo con él, porque considero que la estela de Steiner sigue haciendo mella en las personas incluso hoy en día.

Por ejemplo mediante la pedagogía Waldorf.

Yo trabajé en un Jardín de infantes Waldorf y el trato considerado que reciben los pequeños allí es muy considerable.

La educación ha cambiado

Oscar que conoce la docencia desde dentro me asegura que las cosas han cambiado mucho.

Que tiene una compañera que estça capacitada en mindfullness, que hay no pocos maestros que se capacitan como educadores Waldorf o Montesori, y aplican estos conocimientos en sus clases día a día.

Ha podido ver grandes desajustes en la formación oficial y también en la formación Waldorf.

Pero al final para ser educador Waldorf lo único que necesitas es amar a tus alumnos.

Y eso es lo necesario para ser un buen profesor, simplemente.

Tal vez se trata solamente de ser capaces de crear maneras de pensar vivas.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 1 =

20€ el primer mes

Y luego tienes acceso a todos los cursos y lecciones en directo por una cuota mensual de 10€.

Academia para la autogestión de la salud

Matriculate a un precio de risa.
En serio.

20€ el primer mes

Y luego tienes acceso a todos los cursos y las lecciones presenciales online por 10€ al mes
+ información

Cursos en la academia

Los profesores

Más episodios del podcast

Mantente en contacto

Suscríbete a nuestra newsletter

Y te notificaremos todas las actividades.
Nuevos cursos, nuevos episodios del podcast, nuevos vídeos …
¡y nuevas propuestas!

El videoblog

El blog

En la misma categoría

Publicaciones relacionadas

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Diana Valeria Párraga López.
Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello)
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

¡Ya casi estás dentro!

Te he enviado un email a la dirección que has usado para suscribirte.
Así que, si revisas tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te lo encontrarás ahí.

Es para darte la bienvenida a las «entrañas» de Vida En Salud y explicarte un poco de qué va esto.

Lo mejor sería que, para leer el mensaje de bienvenida, te reserves unos minutos de tranquilidad.
¡Es que te explico muchas cosas en ese email!

Si te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es y simplemente, preguntar.