97. El estudio del hospital de Barbastro

El estudio del Hospital de Barbastro, desde el punto de vista de la farmacovigilancia y la farmacoepidemiología.

Ha sido puesto en circulación por casi todos los medios de comunicación «de la resistencia» un estudio realizado por personal del Hospital de Barbastro.

En este estudio se revelan varias evidencias y, si bien algunas han de ser confirmadas, otras son irrefutables y empíricas.

Cuando se habla de este estudio se suele poner atención a las evidencias que todavía han de ser confirmadas, pero se obvia las que son irrefutables.

Pues quiero hablarte de todo lo que hay de relevante en este estudio.

Lo más relevante del estudio del hospital de Barbastro

Este estudio ha corrido muchos quilómetros digitales yendo de ordenador a smartphone, de smartphone a tablet, de table a tablet, a smartphone a pc, a portátil…

En fin, que se ha movido mucho en pocos días.

Pero me he fijado en que se habla mucho de una parte del informe, justo la que apunta a una sospecha que el equipo que lo ha redactado pone en circulación para el conocimiento público de todas las evidencias que relacionan un compuesto presente en la vacuna que se administró a los ancianos en la campaña vacunal de la gripe de 2020, con las muertes que se han adjudicado al CoVID-19.

Y resulta curioso porque de entre todas las evidencias y hechos que señala el estudio, tal vez esta es la menos consistente.

Pero las demás son una verdadera bomba.

De estas es de las que quiero hablar, de las que no señalan directamente a la situación de yatrogenia y que me parecen tan o incluso más importantes.

Señalando el POLISORVATO 80

En el estudio del Hospital de Barbastro se ha hecho esa comparación que yo dije que nadie haría, porque no interesaba.

Esto es comparar la cantidad de defunciones producidas por el coronavirus con la cantidad de personas que recibieron la vacuna antigripal de la campaña 2019/2020.

Y si, vieron que había una relación.

Lo primero que hicieron fue comprobar que la vacunam misma no contenía el coronavirus asesino y luego empezaron a repasar sus componentes.

Compararon las fichas técnicas de otros medicamentos que contenían cada uno de los componentes de la vacuna para ver qué tipo de reacciones adversas se habían detectado relacionadas con ellas.

De esta manera fueron descartando ingredientes y acabaron centrándose en el Polisorvato 80, que es un químico que se usa en la industria cosmética como tensoactivo.

Esto es una substancia que rompe las moléculas de una sustancia y permite que otra molécula se coloque entre ellas consiguiendo una emulsión homogénea entre dos componentes que por sus características físicas no se mezclarían. Como pasa con el agua y el aceite. 

Este químico se usa en cosmética porque parece que si se usa sobre la piel, se comporta bastante bien, no produce irritaciones, ni reacciones alérgicas.

Pero si que había ya constancia de que administrado «via parenteral», es decir inyectado, produjo la muerte en recién nacidos de bajo peso.

Los que fueron vacunados murieron

Siguiendo el hilo de su investigación llegaron a la conclusión de que una inmensa mayoría de los ancianos que fueron vacunados murieron después de haber contrído el SARS-CoV-2.

Pero en realidad no se puede afirmar si TODOS los que recibieron la vacuna con Polisorvato 80 porque hay un pequelo grupo del que no se dispone esa información.

No se sabe si fueron vacunados o no.

Lo más provable es que sí.
Y así el resultado sería que el 100% de los ancianos vacunados murieron.

Las medidas de seguridad

Los trabajadores del Hospital de Barbastro que han redactado este estudio han detectado más detalles relacionados con las vacunas antigripales que, a mi juicio, son incluso más importantes.

Como por ejemplo observar que a pesar de que a las vacunas se les ha adjudicado una normativa específica a cumplir para garantizar su seguridad, estas normas no se están cumpliendo.

Que el trabajo que hacen el los departamentos de farmacovigilancia no sirve para nada,  porque a pesar de que se registran efectos adversos a muchos de los componentes que se incluyen en la fabricación de vacunas, éstos se siguen usando igualmente y siguen produciendo los mismos efectos adversos.

Prescripción personalizada

Algo que seguramente no todos sabemos y que en el informa de el Hospital de Barbastro queda reflejado, es que las vacunas deberían prescribirse de forma personalizada y mediante una receta.

El médico tendría que valorar el problema que presenta el paciente, definir qué necesita y recetárselo, pero esto no se hace nunca.

La vacunación es sistemática, protocolaria.

Llega la fecha en que deciden que se implementan las vacunas y todo el mundo pasa por el tubo.

Distribución

Otra cosa que estos chicos, y chicas, del Hospital de Barbastro están señalando en este documento es que las vacunas no pasan ningún control de calidad ni de seguridad.

Las vacunas deberían salir del laboratorio de fabricación para llegar a la farmacia del hospital y allí  comprovar que contienen lo que tienen que contener, comprovar los lotes, tomar nota de todo y pasar al centro de distribución.

Pero no es así.

Salen los palés del laboratorio de fabricación y llegan directamente al lugar donde van a ser administradas sin ningún tipo de revisión ni comprobación, ni registro.

Nada.

Las campañas de vacunación y los contagios

De nuevo otro dato relevante en este informe del Hospital de Barbastro.

Se han dado cuenta de que las oleadas de contagios se corresponden con una previa vacunación masiva.

Que en los países que se aplicó la campaña de vacunación antigripal al principio del invierno, los ocntagios empezaros inmediatamente después.

Que si la campaña de vacunación antigripal fue en otoño, después de ella, empezaron los contagios.

Algo importante que el estudio del Hospital de Barbastro está poniendo de manifiesto este estudio es que se está formateando la opinión pública con mentiras.

Que cuando se dice, por los diversos medios que se utilizan para emitir estas mentiras, que las vacunas son seguras, no tienen ningún fundamento para afirmar tal cosa.

Porque no está documentado, no se está haciendo ningún seguimiento a las respuestas que está habiendo a consecuencia de la vacunación.

Cuando los profesionales alertan de efectos negativos no se tienen en cuenta y se vuelven a utilizar una y otra vez los mismos ingredientes que ya han demostrado producir lesiones.

También deja claro que no se están respetando los protocolos establecidos para este tipo de medicamentos, por lo que se están administrando vacunas sin ninguna garantía de seguridad.

Hablar de que las vacunas son seguras es mentir.

Porque en el mejor de los casos, no se sabe si lo son o no lo son.

Y en el peor, que es el que más realista me parece, a pesar de lo macabro, grotesco y difícil de creer, es que son un peligro, pero a un gran número de personas, con poder suficiente les interesa esconder esa peligrosidad.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

2 respuestas

    1. Gracias Joan!

      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Quería remarcar estos aspectos que me parecen muy valiosos de este documento del que todo el mundo habla, ¡pero nadie habla de todo lo que dice!
      Y mira que es importante.
      Es importante el contenido desde la primera palabra hasta la última.
      ¿No te parece a ti también?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

21 + = 29

20€ el primer mes

Y luego tienes acceso a todos los cursos y lecciones en directo por una cuota mensual de 10€.

Academia para la autogestión de la salud

Matriculate a un precio de risa.
En serio.

20€ el primer mes

Y luego tienes acceso a todos los cursos y las lecciones presenciales online por 10€ al mes
+ información

Cursos en la academia

Los profesores

Más episodios del podcast

Mantente en contacto

Suscríbete a nuestra newsletter

Y te notificaremos todas las actividades.
Nuevos cursos, nuevos episodios del podcast, nuevos vídeos …
¡y nuevas propuestas!

El videoblog

El blog

En la misma categoría

Publicaciones relacionadas

Las campañas de vacunación en Nigeria dejan secuelas muy graves

20. Vacunas, el panorama en 2018

Xavier Uriarte, que lleva muchos años como presidente de la liga para la libertad de vacunación, nos da un riguroso y documentado testimonio sobre el panorama actual en España sobre materia de vacunación y un método que debemos seguir para mantenernos protegidos frente al acoso de los diferentes brazos de as entidades reguladoras,

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Diana Valeria Párraga López.
Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello)
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

¡Ya casi estás dentro!

Te he enviado un email a la dirección que has usado para suscribirte.
Así que, si revisas tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te lo encontrarás ahí.

Es para darte la bienvenida a las «entrañas» de Vida En Salud y explicarte un poco de qué va esto.

Lo mejor sería que, para leer el mensaje de bienvenida, te reserves unos minutos de tranquilidad.
¡Es que te explico muchas cosas en ese email!

Si te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es y simplemente, preguntar.