Search
Close this search box.

140. Cuidar la salud en primavera

Vida En Salud
Vida En Salud
140. Cuidar la salud en primavera
Loading
/

Si estás en el hemisferio sur y quieres consultar los consejos para cuidarte en otoño, te dejo aquí el enlace al episodio correspondiente:

Y una vez cumplido con lo prometido, empecemos con el tema que ahora nos ocupa.

Ya hace un rato que entró la primavera en nuestras vidas, y quiero aprovechar para recordar cuales son los hábitos que nos sienta bien cultivar en esta época del año.

Y también voy a recordarte que el estado de salud general de que dispongas en un futuro, próximo o inmediato, depende de los hábitos que cultives hoy.

Lo que pasa es que, al ponerme a crear las notas de este episodio, me he dado cuenta de que no puedo tocar esta cuestión de los cuidados generales muy a la ligera, y me saldría un episodio largísimo. Cosa que no quiero, quiero que sea ligero y fácil de escuchar, o de leer, si así lo prefieres. Porque soy consciente de que el momento en que vivimos y la velocidad que están tomando los acontecimientos, la cantidad de información que circula por todas partes, etc. no ayuda nada a pararse a escuchar un episodio de una hora.

Más tampoco quiero darte una información incompleta y confusa. Creo que, tanto tú como yo, merecemos más que eso.

Así que he decidido que necesitamos una serie de episodios que nos permitan profundizar en el tema de los hábitos generales para preservar, conservar o recuperar la salud en el principio del SXXI. No obstante, hoy me voy a extender en los hábitos más importantes cultivar durante la primavera.

¡Pues venga, manos a la obra!

Las condiciones que vivimos

Veamos cuales son las condiciones que estamos viviendo primero, ya que después de tomar consciencia de a qué se enfrenta el físico, casi vamos a deducir qué hábitos necesitamos cultivar para compensarlas.

Salimos de 3 meses de frío, viento y chemtrails, que no han permitido que la lluvia cayera. O tal vez no son los chemtrails. Jordi decía el otro día en la clase del elemento Madera del 2023, que este año no es especialmente lluvioso, que es ventoso.

Así que, si la vara de medir el clima que usan los taoístas no falla, este año será de viento. Por ahora parece que no está fallando, pero claro, en mi isla siempre hace mucho viento, no puedo comparar. ¿A tí que te parece, hace especialmente viento?

Bueno, sea como fuere, venimos de estar contraídos por el frío y nos ha mantenido la respiración, el resto de los órganos no tenían energía para aportar, estaban en sus horas bajas.

Ahora con la llegada de la primavera el hígado y la vesícula biliar empiezan a despertar y necesitan limpiar el cuerpo del exceso de grasa que se ha acumulado durante los meses de invierno, para poder sudar bien durante el verano.

También toca ir acostumbrando la piel al sol, que va aumentando poco a poco su intensidad.

Prestar más atención a la microbiota, para evitar o paliar alergias.

Y, por supuesto, seguir con las suplementaciones que corresponden a la edad o proceso fisiológico en que estés.

Limpiando el hígado

Limpiar el hígado y la vesícula es una de las puestas a punto más importantes que podemos hacer y esta época del año es la ideal para hacerla.

Se puede hacer con el conocido método de Andreas Moritz, más, a mi entender, si no has cometido excesos, tampoco va a ser necesario una limpieza tan exhaustiva. Y si estás convaleciente, menos. Y ya no te digo si estás embarazada o lactando… ¡En estas situaciones, no toca depurar nada!

Si es tu caso, con evitar atracarte de comida y comer sólo hasta saciarte, en lugar de hasta hincharte, dejar más espacio entre ellas, tomar infusiones y/o decocciones de plantas purificantes y reforzantes del hígado, muy seguramente será suficiente.

A mi entender, es importante tener en cuenta que si el nivel de nutrientes que tienes en tus reservas no es muy alto, es mejor no meterte en detoxificaciones ni depuraciones intensas. Para depurar hace falta mucha energía y la energía consume recursos, y si no los tienes en tu organismo, no dispones de ellos. Así que puedes estar procesando tus propios tóxicos en un bucle destructivo sin fin.

Y, claro, de esta manera tu salud se irá resintiendo cada vez más.

El calor, que optimiza el funcionamiento de tu cuerpo

Las saunas, o temazkales mejor todavía, siguen siendo una practica recomendadísima. Sudar es de o mejor que puede hacer el cuerpo para limpiarse, y puede hacerse todo el año, ahora también.

Por si no lo sabes te explico qué es un temazkal. Es algo es parecido a una sauna, un tipo de cabaña de sudación que se usaba en la américa precolombina y que, por sus bondades, ha llegado hasta nuestros días. El calor del Temazkal es el del fuego vivo, real, transmitido por unas piedras en una cabañita puesta directamente sobre la tierra, de modo que tu también estás directamente sobre la tierra, beneficiándote doblemente, del efecto de calor por un lado, y de la descarga de la toma de tierra por otro. El temazkal, además de limpiar tu cuerpo, te pone en contacto íntimo y profundo con los elementos que son origen de la vida.

Mi ferviente recomendación es que, si tienes oportunidad, no dudes en probarlo.

Cuidar la piel en primavera

Para acostumbrarla al sol, que va a estar fuerte luego, en el verano, lo mejor es exponer al sol unos minutos todos los días, la mayor parte de tu cuerpo que puedas, e ir aumentando e tiempo de exposición paulatinamente. Lo mejor sería que no lo hicieras a las horas en que el sol está más alto, al mediodía. Más si sólo puedes a esa hora, mejor que a ninguna. Si te expones a mediodía tendrás que tener la precaución de estar menos tiempo.

Tren en cuenta que los protectores solares son altamente tóxicos, así que deberías evitarlos. El mejor protector solar es la sombra. No exponerte al sol extremadamente suerte es tu seguro.

Hay algunos alimentos que te pueden ayudar a generar mejores defensas frente a la “herida” solar; como por ejemplo la zanahoria. Ingerir suficientes grasas de buena calidad también te ayudará con a piel. Y cuando digo grasas de buena calidad me refiero a grasas saludables que no hayan sido a ningún proceso que las convierta en tóxicas. Por ejemplo las grasas vegetales se vuelven tóxicas cuando se exponen al calor o al aire libre. El calor las transatura y el oxígeno las oxida. Cualquiera de estos dos procesos convierte a las grasas insaturadas en venenos. Luego las poliinsaturadas son directamente veneno (aceites vegetales de girasol, canola, soya, palma, etc.).

Previniendo y mejorando las alergias

Sabes que para mi, tanto como para no pocos profesionales del área de la salud, la microbiota es un aspecto importantísimo a contemplar en un diagnóstico.

Podría decirte que los médicos que contemplan el estado de la microbiota en el abordaje de la óptima salud y los científicos que la investigan, afirman que no hay prácticamente ninguna condición de enfermedad que no incluya un desequilibrio o daño en la población de microbios que nos pueblan, hasta formar parte de nuestro organismo como un órgano más.

Si eres alguien que tiene síntomas persistentes y constantemente está moqueando, o tu piel emite sarpullidos o se eccema, o se desescama o este tipo de cosas que le pasan a la piel y estos síntomas se agravan en primavera, y tienes que tomar antihistamínicos para sobrellevar, a duras penas este período. Mejor que dejes de tomar antihistamínicos y empieces a poner foco en el estado de tu microbiota.

Mejorar una microbiota alterada es difícil, más no imposible, a día de hoy. Hay suficientes estudios e investigaciones sobre el terreno como para tener una idea bastante clara de cómo abordar este problema.

La psiconeuroinmunología es la disciplina médica que se han inventado para asociar los problemas de salud al desequilibrio de este órgano-organismo de nuestro cuerpo, y a desarrollar fórmulas para equilibrarla.

Más, sinceramente, qué quieres que te diga, no creo que sea necesario ese título de postgrado, que además tiene su coste y más bien alto, para que un médico, interesado verdaderamente en la salud de sus pacientes, pueda investigar y comprender lo mismo que enseñan en ese postgrado.

Seguiremos

Y eso, que como veo que no puedo hablar de una forma ligera de este asunto de los cuidados necesarios, porque conlleva demasiados detalles, mejor dedico los siguientes episodios a ahondar en los hábitos que me han ido sobreviniendo al enfocarme en este abordaje de hoy.

Porque para darte una información que verdaderamente te pueda ser útil y ayude a que preserves, conserves o recuperes tu salud, necesitamos meternos más a fondo.

Así que el próximos episodios nos enfocaremos, además. en estos temas que derivan del propuesto para hoy.

En próximos episodios

  • El manejo de la alimentación para el cuidado básico
    • La grasa
    • Los carbohidratos, los desórdenes metabólicos y la resistencia insulínica
    • Las vitaminas, minerales y demás micronutrientes
  • La suplementación
  • La contaminación ambiental
  • El ejercicio

Y creo que con esto, ya tendremos una guía básica de hábitos a desarrollar para cultivar la mejor salud posible y vivir la mejor calidad de vida que nos podamos otorgar.

Que tengas muy buenos días…
Y excelentes noches.

¡Hasta la próxima!

¿Quieres formar parte de la comunidad?

Aquí te dejo estos botones para entrar a dónde quieras.

Suscríbete al boletín

Vida En Salud

Y sigue todas las propuestas en tu correo.
¡Mantente en contacto!

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Diana Valeria Párraga López.
Finalidad: desarrollar su actividad informativa y remitir comunicaciones a los usuarios (en caso que me autoricen a ello)
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Diana Valeria Párraga López y proveedores legitimados externos.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
También se puede instar reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

¡Ya casi estás dentro!

Te he enviado un email a la dirección que has usado para suscribirte.
Así que, si revisas tu bandeja de entrada dentro de unos minutos, te lo encontrarás ahí.

Es para darte la bienvenida a las «entrañas» de Vida En Salud y explicarte un poco de qué va esto.

Lo mejor sería que, para leer el mensaje de bienvenida, te reserves unos minutos de tranquilidad.
¡Es que te explico muchas cosas en ese email!

Si te queda alguna duda, puedes escribirme a dianavaleria@vidaensalud.es y simplemente, preguntar.